• 1 / 10

    Fibra de carbono

    El Aventador utiliza un monocasco de fibra de carbono que combina –en la misma estructura– el habitáculo del coche, el suelo y el techo. Esto garantiza una rigidez estructural muy alta, mucha seguridad y un peso ligero: junto con los subchasis de aluminio, el conjunto pesa solo 229,5 kilos.

  • 2 / 10

    Tracción integral

    La tracción a las cuatro ruedas asegura una mejor transmisión de la potencia al suelo, más seguridad y un mayor control. El Aventador combina un distribuidor de par Haldex, un diferencial autoblocante trasero y un diferencial delantero con el ESP para mandar el par motor a la rueda más apropiada en cuestión de milisegundos.

  • 3 / 10

    Suspensión

    La suspensión del deportivo italiano está inspirada en la que emplean los coches de Fórmula 1, pero mejorada gracias a los amortiguadores magnetorreológicos (MRS). Estos hacen que la suspensión se adapte constantemente a las condiciones de la carretera.

  • 4 / 10

    Caja de cambios

    La transmisión cuenta con un sistema de dos varillas independientes. Una se encarga del engranaje y otra de desembragar, pero están sincronizadas: el cambio de marcha se produce en solo 50 milisegundos.

  • 5 / 10

    Selector de modos de conducción

    Originalmente el Aventador LP 700-4 tenía cinco modos para la caja de cambios, pero en sucesivas versiones ha evolucionado sus modos de conducción hasta los Strada, Sport, Corsa y Ego, que, además de a la transmisión, afectan a la tracción, la suspensión y la dirección. El último permite una personalización casi total de los parámetros.

  • 6 / 10

    Dinámica Activa del Vehículo (LDVA)

    El LDVA es el cerebro del coche, un sistema que gestiona toda la información recogida por los sensores del vehículo. De esta forma, modifica al instante todos los sistemas activos, consiguiendo así la configuración más adecuada para rendir mejor en cada momento.

  • 7 / 10

    Aerodinámica Lamborghini Attiva 2.0 (ALA 2.0)

    El sistema de aerodinámica activa modifica distintos parámetros (como las entradas y salidas del aire y su flujo) para aumentar la carga o rebajar la resistencia según se precise en cada instante. El ALA original se estrenó con el Huracán Performante, pero el Aventador SVJ estrenó su segunda evolución.

  • 8 / 10

    Dirección a las cuatro ruedas

    El Aventador S fue el primer Lamborghini en utilizar este sistema, que permite el giro de las ruedas traseras. Así, a bajas velocidades el comportamiento es más ágil, mientras que a altas se consigue una mayor estabilidad.

  • 9 / 10

    Sistema Start&Stop

    En un superdeportivo con motor V12 el gasto de combustible no es una prioridad, pero se agradece cualquier tecnología que lo rebaje. El sistema de parada y arranque automáticos no es como el que montan los modelos generalistas, ya que utiliza una tecnología ultrarrápida que enciende o apaga el motor en solo 180 milisegundos.

  • 10 / 10

    Sistema de desactivación selectiva de cilindros

    Esta es la segunda tecnología que reduce el consumo en el Aventador. Cuando el deportivo circula a menos de 135 km/h y la demanda de potencia es baja, el coche desactiva una de las dos bancadas del motor, funcionando como un seis cilindros. Gracias a ello, reduce su consumo un 7%.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no