Supercoches

Los secretos de la aerodinámica activa del Lamborghini Aventador SVJ

El sistema ALA 2.0 permite al superdeportivo mejorar sus prestaciones y rendimiento.

El Lamborghini Aventador se sienta en la cúspide de la gama del fabricante italiano, pero su versión SVJ es lo mejor que puede llegar a dar de sí, y gran parte de la culpa de ello la tiene el sistema ALA 2.0 (Aerodinamica Lamborghini Attiva), una aerodinámica activa que ayuda a mejorar el rendimiento del modelo.

Está compuesto por una serie de añadidos en la carrocería, concretamente en el splitter delantero y el alerón trasero, en forma de conductos y ‘flaps’ que se abren para canalizar el aire cuando se acelera, reduciendo la resistencia aerodinámica, y se cierran al frenar para ayudar a detener el coche. Además, en el alerón puede abrirse o cerrarse solo un lado u otro para tomar las curvas con mayor precisión.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no