El Porsche 911 Carrera T se centra en satisfacer al conductor

Elimina elementos superfluos y añade mejoras que optimizan su comportamiento dinámico: cuando menos es más.

Porsche 911 Carrera T
El objetivo del Porsche 911 carrera T es eliminar lo superfluo para potenciar la conducción.

La actual generación del Porsche 911 posiblemente sea la que ha tenido la gama más amplia de la historia: Cupé, Cabrio, Targa, GT3… pero la marca alemana no deja de ampliarla para contentar a todo el público posible. Para la última variante en llegar, Porsche ha mirado al pasado (1968) y recupera la filosofía de “menos es más” que supuso la versión ‘T’ del deportivo. Prácticamente medio siglo después, el Porsche 911 Carrera T retoma su legado.

No hay novedades en el motor (3.0 biturbo de 370 CV), pero sí en todo lo demás. Su estética recibe ligeras modificaciones, tales como un labio delantero específico o los acabados de las carcasas de los retrovisores y la cola de escape; el interior tiene ambientes exclusivos de la versión, pero es en lo que concierne a la conducción donde están las modificaciones que importan.

Lo primero ha sido reducir peso en todo lo posible, tarea que se ha conseguido llevando a cabo medidas de diferente calado: desde usar materiales más ligeros para los cristales y la luna trasera, o reemplazar los tiradores de las puertas por tiras de cuero, hasta reducir el peso de los asientos delanteros (20 kilos) o eliminar los asientos traseros (se pueden montar como opción), así como reducir la cantidad de material aislante acústico (con lo que oye mucho más el rugido del motor) o incluso dar la posibilidad de quitar el sistema de infoentretenimiento Porsche Communication System. Las consecuencias de la dieta son que el 911 solo pesa 1.425 kilos.

A esto hay que sumar que cuenta con el Paquete Sport Chrono de serie, también con el chasis deportivo PASM, que su altura está rebajada 20 milímetros, que cuenta con diferencial autoblocante trasero mecánico, que sus marchas se han acortado y que, a modo de extra, el eje trasero direccional puede potenciar incluso más su agilidad. Disponible con cambio manual o con automático PDK, devora el 0-100 en 4,5 y 4,1 segundos respectivamente, lo que en el primer caso es una décima más rápido que el 911 Coupé normal.

Hasta enero no tendrán lugar las primeras entregas, pero ya se pueden hacer los pedidos con un precio de 124.010 euros para el automático y de 124.259 para el manual.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

Porsche 911 camper
Coches deportivos populares

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no