¿Adiós a las placas? La matrícula digital ya es una realidad

California (EE UU) ya ha aprobado una ley que permite usarla en los vehículos de los residentes en el Estado.

Matrícula digital
Ya se ha aprobado en California un proyecto de Ley que permitirá las matrículas digitales como esta.

Hace ya casi cuatro años que en California (EE UU) se realizan pruebas piloto con una nueva matrícula electrónica. Pero ahora se acaba de aprobar un proyecto de ley que permitirá a todos los residentes del estado elegir está identificación para su vehículo.

Esta es como un e-book o libro digital, ya que utiliza tinta electrónica, algo que aporta bastante versatilidad. Y es que mientras el vehículo esté en movimiento, la pantalla solo mostrará el número identificativo del coche, pero una vez se detiene cada uno podrá personalizar el mensaje que quiere que muestre, lo que abre las puertas, por ejemplo, a pequeñas operaciones publicitarias. 

Por cierto, quien piense que los amigos de lo ajeno van a tener fácil la sustracción de estas pantallas digitales, señalar que cuentac con unos anclajes especiales antirrobo.

Programa piloto

El Estado de California ya había puesto en marcha un programa piloto que permitió a unos 10.000 conductores utilizar una RPlate, la matrícula digital de la única empresa que las fabrica por el momento: Reviver Auto. La empresa también colaboró con la Patrulla de Carreteras de California para probar la capacidad operativa y la funcionalidad de esta futurista identificación.

Ahora, ya contrastada su viabilidad, habrá dos versiones, con batería o con cable, y ambas se podrán adquirir en un modelo de suscripción. La primera viene con una batería reemplazable que dura cinco años y cuesta 19,95 dólares (20 euros) al mes. La versión con cable debe ser instalada por un profesional y será retroiluminada (se verá aunque las luces para la matrícula del coche no funcionen). Su precio es de 24,95 dólares (25 euros) al mes.

Los conductores podrán optar también por instalar un dispositivo de geolocalización que les permita saber en todo momento y en tiempo real dónde está su coche. En caso de robo, el propietario podrá saber que su vehículo ha sido sustraído para dar aviso a la policía y que esta lo localice a través de la posición que envíe la matrícula.

Y es que la RPlate estará permanentemente conectada a internet (de ahí parte del dinero de la suscripción mensual), por lo que se podrá renovar anualmente sin acudir a las oficinas de tráfico correspondientes de Estados Unidos. Pero algunos usuarios creen que atenta contra la privacidad, al poderse recopilar datos sensibles del usuario, como sus trayectos, lugares visitados, hábitos…

matricula digital
Matrícula digital RPlate y la aplicación móvil que permite controlarla.

La empresa también ofrece productos para flotas comerciales, con un conjunto de funciones específicas, como el seguimiento vía GPS, registro de kilometraje, tiempos de descanso, etcétera.

La RPlate se encuentra actualmente a la venta en California, Michigan, Arizona y Texas. El fabricante dice que otros 10 Estados del país están en diversas etapas de adopción. ¿Llegará a Europa? A buen seguro que sí, pero la principal duda es cuándo, debido a la legislación actual al respecto.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Alfredo Rueda

Periodista especializado en motor desde hace más de 20 años, ha trabajado en diferentes gabinetes de prensa (Federación Española de Automovilismo o Circuito del Jarama) y medios especializados (Motor 16, Marca Motor o Auto Bild). Apasionado de coches, motos y, ahora también, de los cacharros con alas.

Más Información

Coches
Robo

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no