Tecnología

Baterías de estado sólido, el próximo gran avance para los coches eléctricos 

Las actuales baterías de iones de litio pueden encontrar un relevo muy efectivo por los avances en el desarrollo de las de estado sólido. 

Nuevas baterías

Las baterías de estado sólido se han convertido en la nueva frontera de la automoción

Las baterías de estado sólido son la siguiente cumbre a conquistar en el panorama de la automoción. Las grandes marcas de automóviles están invirtiendo en empresas (surgidas en los laboratorios de las más prestigiosas universidades) que llevan años de investigación a sus espaldas. Aunque a esta tecnología, que ya está dando unos resultados prometedores, le queda algún tiempo más de desarrollo.

No hay una única causa que se demore la electrificación del parque automovilístico. Algunas van a llevar su tiempo, como es el caso de las infraestructuras para la recarga.

En la cuestión de las baterías se están realizando estudios y desarrollos para acelerar los tiempos de carga, sin dependencia de materias primas caras y escasas como el litio, níquel, paladio o cobalto, que emplean las pilas existentes y que, además, se encuentran al albur de las tensiones geopolíticas actuales. 

A ello hay que sumar que son costosa de producir y que, además, al estar fabricadas con materiales inflamables y ser susceptibles al sobrecalentamiento, son propensas a los incendios como ocurrió hace unas semanas con el barco que transportaba coches eléctricos por el mediterráneo.  

Baterías de estado sólido 

Pero ¿qué ventajas tienen las baterías de estado sólido sobre las de iones de litio? Quizá la más importante sea la de la reducción de costes, que permitirá abaratar el precio de los coches eléctricos. Un estudio de la empresa de análisis BloombergNEF asegura que, con la producción a gran escala de estas pilas, se rebajarán los costes a un 40% de lo que cuestan las actuales.

Otra de las promesas que ofrece este sistema sólido es su mayor densidad energética. Será capaz de ofrecer hasta un 70% más de energía por unidad de volumen en comparación con las ya existentes de electrolito líquido.

Las marcas de automóviles están apostando por desarrollo de baterías de estado sólido

El tamaño es otro aspecto que destacará en estas baterías. Gracias a que serán más pequeñas y ligeras, se calcula que aumentarán la autonomía en un mínimo del 30%. Por otro lado, las recargas serán más rápidas para reducir considerablemente los tiempos necesarios.

Pilas ultrarrápidas

La firma israelí Storedot, que trabaja en el desarrollo de baterías de iones de litio para vehículos eléctricos, ha anunciado que está construyendo un nuevo tipo de batería de estado sólido muchísimo más rápida, que maximice los kilómetros por cada minuto de recarga.

El prototipo ya está listo y se encuentra en periodo de pruebas. Se ha construido mediante una arquitectura de celdas de varias capas que funcionan gracias a nanomateriales bioinspirados de alta longevidad y cero emisiones de carbono.

Construcción mediante arquitectura de celdas

Aseguran que en 2028 tendrán en producción una pila que permitirá recargas con una autonomía de 160 kilómetros en tres minutos. Cuatro años más tarde, en 2032, afirman que ofrecerán baterías a las firmas de automóviles que permitan recargas de tan solo dos minutos para la misma autonomía de 160 kilómetros.

Sobre la firma

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no