Tecnología

Por qué las marcas meten tu coche en el lugar más silencioso del mundo

La acústica es un factor importante en el desarrollo de los vehículos, que busca armonizar una cantidad enorme de fuentes de sonido.

silencio

Un automóvil, como máquina que es, tiene innumerables fuentes de generación de ruido. Más de mil, de hecho. El motor, las puertas al cerrarse, la rodadura con el asfalto, los botones, el limpiaparabrisas… Todos generan sonido de una forma u otra y es un aspecto clave al que los ingenieros prestan especial atención. En algunos casos ayudan a definir el carácter del coche y en otros pueden poner nervioso al conductor, llegando a afectar a su capacidad de respuesta al volante.

Para analizar la sonoridad de los modelos, los fabricantes utilizan cámaras anecoicas, espacios en los que se emulan condiciones acústicas cercanas al cero absoluto. Seat tiene una en su centro de Martorell fabricada con varias capas de hormigón y de acero, más otros materiales que la aíslan de exterior, y con una configuración (una caja dentro de otra) que permite la máxima eficacia: llega a absorber hasta el 95% de las ondas sonoras.

El efecto es tal que, dentro de esta cámara, pueden llegar a oírse sonidos como el aire moviéndose por los pulmones o la sangre circulando.

Las marcas de coches las usan para ajustar al máximo un apartado fundamental para comodidad de los ocupantes. “Por un lado, medimos el nivel de desagrado de los ruidos y comprobamos que esté reducido al mínimo y, por otro, verificamos que los sonidos que queremos oír, los que hablan del vehículo, estén perfectamente definidos. Finalmente, trabajamos en la armonía de todos ellos”, explica el responsable del departamento de Acústica de Seat Ignacio Zabala.

Se trata de combinar con éxito aquellos sonidos que identifican al modelo, como es el motor o el escape, con otros no deseados que puedan incomodar a los ocupantes, como señala Zabala: “No te sirve de nada que el coche tenga un gran aislamiento del exterior, si luego oímos la ventilación demasiado fuerte. Por eso tan importante es reducir ruidos y definir sonidos como conseguir una armonía entre todos ellos”.

Dada la variedad de fuentes de sonido, los ingenieros y técnicos emplean numerosas herramientas de análisis, que abarcan desde el volumen y la distribución espectral, hasta campos como la psico-acústica, la percepción subjetiva del sonido.  Zabala explica que “por ejemplo, un leve tintineo nos puede poner muy nerviosos y molestarnos más que algo estridente”.

Entre los micrófonos que se utilizan para esta tarea destaca el binarual, formado por un torso con dos micrófonos a la altura de los oídos, que permite simular cómo percibiría los sonidos el ocupante. Además, se coloca en las distintas plazas para tener datos sobre todos los pasajeros.

Además, los análisis se realizan bajo diferentes condiciones, jugando con aspectos como la temperatura, puesto que “no suenan igual un limpiaparabrisas con calor que bajo cero, o el motor recién encendido que cuando ya se ha calentado, o las ruedas sobre diferentes pavimentos”.

silencio

El objetivo final es conseguir el mayor grado de confort posible para aquellos que viajen en el automóvil, ya que la acústica “tiene un impacto directo sobre la comodidad y es un factor determinante en la percepción de calidad de un automóvil”, explica Zabala.

Los lugares más silenciosos

  1. Cámara Anecoica de Microsoft. Situada en Washington, tiene el récord Guinness porque alcanza los -20,16 decibelios.
  2. Desierto de Atacama, Chile
  3. Ushuaia, Argentina
  4. Parque de Anza Borrego, EE.UU.
  5. La escalera de los Trolls, Noruega

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no