Los coches autónomos están más cerca de lo que muchos quieren creer. La mayoría de las marcas de automóviles trabajan de manera activa en esta tecnología y cada cierto tiempo presentan sus avances al respecto. En el CES Las Vegas 2018 será Toyota quien muestre su Platform 3.0.

Desarrollada por Toyota Research Institute (TRI), la plataforma está fabricada sobre un Lexus LS 600 hL y, según la propia marca, su construcción tiene tres principios esenciales: potenciar las capacidades de percepción para marcar el ritmo en el sector, integrar los dispositivos en el diseño del propio vehículo con una imagen que resulte elegante e incorporar la tecnología de conducción automatizada de manera que sea fácil de replicar en una flota de automóviles.

El principal avance se encuentra en sus sistema de sensores, que han aumentado en cantidad y definición para convertir este modelo en uno de los coches automatizados con mayor capacidad de percepción. Emplea un sistema LIDAR con un alcance de 200 metros que, al contrario que anteriormente, que solo funcionaba en dirección frontal, ahora rodea al coche en 360 grados.

A estos se suman, además, otros sensores LIDAR de menor alcance, uno en cada paso de rueda y en cada paragolpes, cuya función consiste en detectar objetos de menor altura que estén cerca del vehículo.

coche autonomo Toyota