El BMW Serie 1 se actualiza por fuera y (sobre todo) por dentro

Tres nuevas ediciones especiales, más colores de carrocería, un habitáculo revisado, una oferta de motores mayor y más opciones tecnológicas.

El BMW Serie 1 se actualiza por fuera y (sobre todo) por dentro

A primera vista se confundirá con los modelos pre-actualización.

El BMW Serie 1 recibe una puesta al día de lo más completa que afecta prácticamente a todos sus aspectos aunque, eso sí, con mayor calado en unos que en otros. Llegará al mercado en julio y estará disponible tanto con la carrocería de tres puertas como con la de cinco.

Estéticamente costará diferenciarlo de la versión previa, puesto que apenas cambian ligeramente los pilotos delanteros y traseros. Amplía su oferta con dos nuevos colores de carrocería y con cinco diseños de llantas, pero su mayor novedad es añadir a los cuatro acabados básicos tres ediciones especiales: Edition Sport Line Shadow, Edition M Sport Shadow y BMW M140i Edition Shadow. Todos ellas aportan un toque negro a diversos aspectos exteriores como el marco de los faros, la parrilla y las salidas de escape.

BMW Serie 1

En el habitáculo las modificaciones son mayores, con un cuadro de instrumentos rediseñado, un pantalla de ocho pulgadas en la consola central que añade funciones táctiles y la posibilidad de instalar un sistema de navegación profesional, una estación de recarga por inducción y un punto de generación de wifi que puede dar soporte hasta a 10 dispositivos.

La oferta de motores del BMW Serie 1 no se queda atrás y queda configurada así: 116i de 109 CV, 118i de 136 CV, 120i de 184 CV, 125i de 224 CV, M140i de 340 CV, 116d de 116 CV, 118d de 150 CV, 120d de 190 CV y 125d de 224. De serie todos van asociados a un sistema de propulsión trasera, pero se puede optar por la tracción integral.

BMW Serie 1