¿Por qué son los SUV los coches de moda?

La fiebre por los todocaminos se extiende por el mundo y representa ya uno de cada cuatro coches vendidos en España.

¿Por qué son los SUV los coches de moda?

La oferta de todocaminos cubre ya todos los tamaños y precios, pero no dejan de llegar nuevos modelos para satisfacer una demanda insaciable.

Tienen diseños atractivos y con gancho que transmiten robustez, carrocerías más altas que dan seguridad, sobre todo en el tráfico urbano, e interiores más amplios y prácticos para la vida familiar. Además, han afinado su peso y aerodinámica para reducir el consumo y mejorar la agilidad y el comportamiento en carretera. Son los nuevos todoterrenos modernos o SUV, que se adaptan como un guante a las necesidades de las nuevas generaciones de familias y se han convertido en los modelos preferidos en medio mundo, tanto en países desarrollados como en los que están en pleno proceso de motorización.

El concepto SUV nació a finales de los años ochenta en EE UU como la evolución natural de las grandes rancheras americanas y se está extendiendo ahora como una mancha de aceite por todo el mundo: uno de cada cuatro coches que han comprado en España los clientes particulares en el primer semestre del año ha sido de este tipo y suponen ya más del 20% del mercado total si se incluyen compañías y empresas de alquiler. Y lo más llamativo es que no dejan de crecer: en 2015 subieron un 42% y hasta junio de 2016 lo hacen otro 33% más. Pero el fenómeno es ya global y amenaza con devorar a las demás categorías de coches. Así, las ventas en Europa de los nuevos todoterrenos superaron el año pasado por primera vez a las de los familiares compactos tipo Golf, copando el 32% del mercado. Y en países tan alejados y a priori diferentes como China, las ventas de los SUV subieron un 53% en 2015 —casi 6,9 millones— alcanzando ya el 30% del total de los turismos, y en 2016 pueden copar un tercio del mercado.

La moda se ha convertido también en un fenómeno social que está obligando a las marcas a adaptar sus fábricas para atender una demanda insaciable. Y es que los nuevos todocaminos ligeros están canibalizando al resto de modelos convencionales. Sus primeras víctimas fueron los monovolúmenes, que ofrecen un espacio interior similar, pero con una imagen mucho menos atractiva. Después han empezado a engullir a las berlinas, más estilizadas, pero con menos espacio y capacidad de carga para la vida familiar. Y ahora atacan ya a los familiares compactos tipo Golf y los utilitarios como los Clio, 208 y otros, que no pueden competir con el poderío estético y rompedor de sus nuevos rivales.

Otra consecuencia del auge de los todoterrenos de bolsillo es que las marcas están dejando de hacer las versiones tres puertas de los utilitarios para lanzar SUV del mismo tamaño, como los Nissan Juke o Renault Captur. Y la oferta se está expandiendo a todas las categorías, con modelos de silueta cupé como los BMW X4 y X6, e incluso descapotables, como el Range Rover Evoque Cabrio.

El ascenso imparable de los SUV

BREXIT, LA PESADILLA DEL QASHQAI

Siguen llegando competidores, pero el Nissan Qashqai se mantiene como el todocamino líder en España: 12.579 unidades en el primer semestre. El pionero de los crossover salió en 2006 y en 2014 llegó la segunda entrega, que mantiene el trono, aunque con menor margen. Sus grandes rivales en España son dos coreanos, el Kia Sportage (9.481) y el Hyundai Tucson (9.290), cada vez más cerca. Pero el dominio de la alianza Nissan-Renault se extiende a los siguientes puestos, con los Renault Kadjar (6.374) y Dacia Duster (6.374). Y los nuevos VW Tiguan y Seat Ateca, que acaban de salir, serán el próximo desafío. Sin embargo, la gran pesadilla ahora es el Brexit, que puede lograr lo que no han hecho sus rivales: el Qashqai se fabrica en Sunderland (Reino Unido) y si se le imponen aranceles perdería competitividad.

LOS NUEVOS ASPIRANTES AL ÉXITO

La oferta de todoterrenos modernos cubre ya todos los tamaños y precios, pero se va a ampliar en los próximos meses con nuevos modelos, algunos con vocación de superventas.

Los protagonistas de los primeros meses del año han sido sin duda los Jaguar F-Pace y VW Tiguan. El primero es la alternativa británica a los Audi Q5 y BMW X3, referencias entre los SUV premium de tamaño medio. El VW se sitúa más abajo en medidas y a medio camino en precio entre los populares tipo Qashqai y los exclusivos, como los BMW X1 y Audi Q3.

Seat Ateca

En el segundo semestre el protagonismo pasará a los Seat Ateca, Audi Q2 y Peugeot 3008, ya desvelados. El primero supone la entrada de la marca española en la pelea, con un modelo atractivo a precios ajustados (desde 18.800 con descuentos). El Audi (a partir de 25.950), es el primer SUV pequeño de una marca de prestigio y por ahora no tiene rivales. La apuesta de Peugeot es el 3008, que saldrá a final de año con un diseño SUV más marcado que el actual.

Por último, el Salón de París, en septiembre, será el escenario de la puesta de largo del nuevo Land Rover Discovery, hermano mayor del Discovery Sport actual, y del Skoda Kodiaq, ambos con siete plazas. Además, Volvo mostrará el prototipo Concept 40.2, que adelanta la imagen del próximo XC60.

SUPERVENTAS

El ascenso imparable de los SUV

Renault Captur: líder de los pequeños

Superventas urbanita: 10.512 unidades hasta junio. El Captur evitó el cierre de la fábrica de Renault en Valladolid para llevarla al tope de producción: cuatro turnos de trabajo, incluido uno para festivos. Su estilo moderno con techo bicolor (80% de las ventas) y unas tarifas ajustadas son las principales claves de su éxito.

El ascenso imparable de los SUV

Opel Mokka X: héroe local

El grande de los pequeños. El Opel Mokka mide 4,27 metros y ha recibido una puesta al día que saldrá en octubre y suma una X al apellido. El segundo SUV de bolsillo más vendido en 2016 (9.695) se hace en Zaragoza y reúne precio y diseño como mejores armas: cuesta igual y es muy vistoso por fuera y más amplio por dentro.

El ascenso imparable de los SUV

Audi Q3: el Audi de Barcelona

Es el líder de los todoterrenos compactos premium (4.217 hasta junio) y lo fabrica Seat en Martorell: 134.170 unidades en 2015. Este año está batiendo a los exitosos Mercedes GLA (3.687) y Range Rover Evoque (3.549), gracias a un diseño atractivo y precios competitivos. Y aunque va camino de cumplir seis años, se mantiene en forma.

El ascenso imparable de los SUV

Range Rover Sport: referencia exclusiva

Con un diseño que reivindica la tradición y el ADN de los mejores coches británicos, Range Rover rompe la monotonía estética de los rivales alemanes de su tamaño y suma un confort excelente y las mejores aptitudes 4×4 para distinguirse del resto. Los Range Rover Classic y Sport son los SUV grandes más vendidos: 814 unidades.