Las ocho mayores ‘cazadas’ por exceso de velocidad en Europa

A más de 300 km/h por carreteras públicas, límites superados en un 500%, reincidencia… Y hay representación española.

Las ocho mayores ‘cazadas’ por exceso de velocidad en Europa

Los excesos de velocidad de algunos conductores se convierten en delito.

A día de hoy, los radares pueblan las carreteras y los límites de velocidad son estrictos, así que la norma general es que los conductores tienden a levantar el pie del acelerador más que hace unos años. Sin embargo, siempre hay excepciones y algunos parece que ya que van a cometer una infracción por exceso de velocidad, lo hacen a lo grande.

HometoGo y HappyCar han recopilado los ocho casos más clamorosos documentados en Europa, auténticas barbaridades sobre el asfalto que pusieron en peligro tanto a sus protagonistas como a todos aquéllos que se cruzaron en su camino.

8. Cuadruplicando el límite en Alemania

En una zona limitada a 60 km/h, el conductor de un Audi A3 fue cazado a 240 km/h. A pesar del dato, la sanción no fue excesivamente severa: 680 euros, retirada de cuatro puntos y retirada del permiso de conducción.

7. Las motos también corren

También en una zona con límite a 60 km/h, aunque situada en Holanda. La protagonista en esta ocasión fue una Kawasaki ZX-9R que llevó su velocímetro hasta los 290 km/h. El piloto tuvo la gran idea de colgar la hazaña en YouTube.

6. El récord español

El caso más sonado en las carreteras españolas ha sido un Porsche 911 Carrera circulando a 297 km/h en autopista de peaje R-4.

Por si fuera poco, el conductor solo tenía permiso para conducir vehículos adaptados (con un límite de 100 km/h), carecía de puntos en su carnet y el vehículo ni siquiera era suyo: estaba probándolo para comprarlo.

5. A 300 km/h en Polonia

Un conductor polaco alcanzó la redonda cifra con su Porsche Panamera en un tramo limitado a 120 km/h. A pesar de eso solo recibió una multa de 1.170 euros.

4. Un Nissan GT-R en Reino Unido

Un conductor británico no pudo resistirse a apretar el acelerador del deportivo nipón, llevándolo hasta los 309 km/h en una zona limitada a 100. Fue cazado por un radar y el castigo supuso diez años sin carné de conducir y 28 meses de prisión.

3. 310 km/h para quebrantar la ley en Francia

El protagonista fue un Audi RS4 al que su propietario le anuló la velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. Como casi triplicaba el límite de 110 km/h del tramo por el que circulaba, la sanción fue de un año de cárcel.

2. Un Porsche 911 Carrera italiano a 311 km/h

En Italia el límite de velocidad en las autopistas es de 130 km/h, cifra insuficiente para algunos conductores, como el del Porsche 911 Carrera que fue cazado a 311 km/h. A pesar ir 181 km/h más rápido de lo que debía, solo le retiraron 10 puntos del carné (de un total de 20) y le obligaron a pagar una multa de 357 euros.

1. El récord absoluto

Suiza, terreno neutral histórico, también cuenta en su haber con el mayor exceso de velocidad de Europa: un Bentley Continental GT a 324 km/h en un tramo limitado a 120 km/h. Seis meses de cárcel y 1.865 euros de multa para el infractor.