Primera prueba del nuevo Seat Ibiza en Barcelona

Su comercialización se iniciará en junio, pero El País ya ha tenido oportunidad de conducirlo.

Primera prueba del nuevo Seat Ibiza en Barcelona

Las primeras unidades del Ibiza ya ruedan por Barcelona. / seat

El nuevo Seat Ibiza llegará en junio (desde 14.000 euros sin descuentos), pero El País ha tenido ya la primera toma de contacto en los alrededores de Barcelona con los dos motores de gasolina más interesantes de la gama, el 1.0 de 115 CV y el nuevo 1.5 TSi de 150 CV que equipa la versión deportiva FR. El primero sorprende por su finura, porque tiene muy atenuadas las asperezas y vibraciones habituales en las mecánicas de tres cilindros. El nuevo 1.5 destaca  por su empuje, con una respuesta y prestaciones de mini-GTI.

A primera vista puede parecer un aspecto tecnicista para los no iniciados, pero la quinta generación del utilitario español, que salió a la venta hace 33 años y lleva 5,4 millones de unidades vendidas, estrena la nueva plataforma (chasis) MQB A0 que ha desarrollado el Grupo Volkswagen para que la utilicen como base todos sus utilitarios de ahora en adelante, a medida que cumplan su ciclo de vida comercial.

El nuevo chasis aporta una mayor rigidez y reduce el peso, pero sobre todo aumenta la anchura en casi 10 centímetros (9,5). Y el resultado es un tacto de conducción sólido y consistente que se aprecia desde el primer momento en que se conduce, y sobre todo un comportamiento más estable y seguro que le distingue de todos los utilitarios de su tamaño (como los Renault Clio, Volkswagen Polo, Peugeot 208, Citroën C3, Opel CorsaFord Fiesta) para acercarle incluso a los modelos compactos de la categoría superior, desde su hermano mayor el Seat León, al Golf, su primo en el Grupo Volkswagen.

Por lo demás, el nuevo Seat Ibiza destaca por su diseño exterior, con un estilo deportivo y elegante que le hace parecer más grande que sus competidores. Y su mayor anchura se traduce también en un interior más amplio y un maletero mayor.

El superventas de Seat se lanzará en principio con un motor 1.0 turbo tricilíndrico de gasolina en dos versiones de 95 y 115 CV. En septiembre llegará el 1.0 TGi de 90 CV, una versión híbrida de gas natural comprimido (GNC) que pasa a funcionar con gasolina cuando agota el depósito y que convertirá al Seat Ibiza en el primer utilitario disponible con este combustible. Y a final de año saldrá el 1.6 TDi  turbodiésel en variantes de 80, 95 y 115 CV, y también el nuevo 1.5 TSi de gasolina con 150 CV que se ha podido probar ya en esta primera toma de contacto en Barcelona. Mientras tanto, y hasta que lleguen los TDi del nuevo Seat Ibiza, las versiones turbodiésel seguirán estando disponibles con la carrocería de la cuarta generación que se vende ahora.

Ibiza Interior

El interior del nuevo SEAT Ibiza.