• 1 / 10

    Un invento italiano

    A pesar de lo que pueda creerse, las autopistas no son un invento ni alemán ni estadounidense. La primera verdadera autopista del mundo –la Autostrada dei Laghi– se construyó en Italia en 1921, y unía las ciudades de Milán y Varese. La mayor parte de su recorrido se mantiene todavía activo hoy en día, aunque integrado en las A-8 y A-9 y convenientemente actualizado.

  • 2 / 10

    Las primeras españolas

    Existe cierto debate entre historiadores sobre cuál fue la primera autopista española. Aunque la mayoría de ellos da como bueno el dato que dice que fue el tramo Montgat-Mataró inaugurado el 2 de julio de 1969, otros afirman que la primera autopista en España corresponde a la Madrid-Aeropuerto de Barajas, que fue inaugurada el 5 de diciembre de 1964. La discrepancia radica, sobre todo, en la condición efectiva o no de autopista de esta última.

  • 3 / 10

    No toda vía rápida es autopista

    Y es que, para que una autopista pueda ser considerada oficialmente como tal ha de reunir unas condiciones mínimas: carecer de cruces, intersecciones, semáforos o rotondas; permitir una velocidad mínima constante de 60 km/h, salvo que las condiciones de tráfico o meteorológicas lo impidan; tener calzadas separadas de modo permanente para cada sentido de circulación y disponer de más de un carril permanente para cada sentido de la marcha.

  • 4 / 10

    España, país de alta velocidad

    España es el cuarto país del mundo con más kilómetros de autopista por extensión de territorio. El primero es China, por delante de Estados Unidos y México. En quinta posición se sitúan las Autobahn alemanas aunque, en realidad, a bastante diferencia de la red española. En Alemania unos 48 millones de vehículos deben compartir los aproximadamente 12.000 kilómetros de la red de autopistas federales, mientras que en España los 28 millones de vehículos del parque móvil pueden rodar por más de 15.000 kilómetros de autopistas.

  • 5 / 10

    Una red no solo viaria

    Probablemente algún conductor haya caído en la cuenta de una línea azul que, en ocasiones, corre en paralelo por el arcén a las habituales blancas presentes en toda infraestructura viaria. Esa raya azul indica la ubicación de los cables de fibra óptica desplegados entre varias localidades aprovechando la facilidad que ofrece una autopista para hacer tendidos rectos y libres de obstáculos. El pavimento de las autopistas suele esconder todo tipo de cableados o tuberías no directamente relacionadas con su función, como captadores numéricos o gasoductos.

  • 6 / 10

    Las autopistas gigantes...

    La autopista con mayor tráfico diario registrado es la Ontario 401, que une las localidades canadienses de Macdonald y Cartier, en Toronto. Por esta vía rápida transitan cada día unos 500.000 vehículos repartidos entre 6 y 18 carriles, según los tramos. La velocidad máxima permitida es únicamente de 100 km/h dada la enorme densidad de tráfico. La canadiense no es, sin embargo, la autopista con más carriles. Este honor corresponde a la 'Katy Freeway' que une Houston con Santa Mónica y tiene, en algunas partes, nada menos que 26 carriles: 12 principales, 8 vías de servicio y otras 6 destinados a facilitar las entradas y salidas de vehículos.

  • 7 / 10

    ... y la más pequeña

    La autopista más pequeña del mundo mide solamente un metro y está en Rumanía. La construyó un empresario de Bucovina, al noroeste del país, para protestar ante la falta de infraestructuras de transporte en esa zona del país. La autopista es perfectamente homologable ya que cuenta con todos los detalles exigibles: arcén reglamentario, dos carriles por cada sentido, medianas permanentes, guardarraíles y señalización propia.

  • 8 / 10

    La autopista del Brexit

    La eventual salida del Reino Unido de la Unión Europea puede dar lugar a algo nunca visto hasta la fecha: un puesto de control fronterizo en pleno trazado de una autopista de alta velocidad. La M20 es la vía por la que circulan los vehículos que llegan desde Francia a través del Eurotúnel. Cuando se diseñó se hizo como vía ultrarrápida para unir a las islas con el continente y era imposible prever el Brexit. El gobierno ya ha anunciado que, de confirmarse, deberá instalarse en Dover un punto de control de fronteras. Los atascos pueden ser tan monumentales que se ha diseñado un plan especial llamado Operación Brock para intentar paliarlos.

  • 9 / 10

    El misterio de Radiohead

    Uno de los discos más importantes de la historia del rock alternativo es 'OK Computer', de la mítica banda Radiohead, lanzado en 1997. Uno de los elementos más icónicos de este disco era su portada, que mostraba un laberíntico entramado de carriles de una autopista. Durante años se especuló sobre su ubicación real e incluso, ante el hermetismo del grupo, sobre si dicho tramo existía o no. Pues bien, un fan de la banda de Thom Yorke y sus amigos ha dado, por fin, con la solución de este pequeño misterio: se trata de un cruce de las autopistas 84 y 91 en Hartford, Connecticut (EE UU). La portada reproduce la vista que el grupo tenía desde su habitación en el hotel Hilton, donde se hospedaron durante un concierto.

  • 10 / 10

    Velocidad sin límite... a medias

    Uno de los grandes mitos relativos a las vías rápidas es el que se refiere a la ausencia de límite de velocidad en las autopistas alemanas. Técnicamente es cierto: no hay límite genérico de velocidad en las Autobhan, pero, en la práctica, la realidad no es tan idílica como los locos de la velocidad se imaginan. Los límites se establecen según zonas, orografía y condiciones meteorológicas, por lo que casi el 50% de la red germana tiene implantada de forma más o menos continua una estricta limitación a 130 km/h. Los tramos libres están expresamente señalizados y pasarse con el pedal del gas fuera de ellos está severamente sancionado.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no