Actualidad

¿Adiós a los anuncios de coches contaminantes?

Más País-Equo ha presentado una proposición no de ley para prohibir la publicidad de los vehículos con emisiones a partir de 2025.

Anuncio

Imagen de una antigua campaña de publicidad de BMW. / BMW

La publicidad de vehículos con motor de combustión puede tener sus días contados en España. Sería así en caso de prosperar la proposición no de ley que la formación Más País-Equo ha registrado en el Congreso de los Diputados solicitando su prohibición a partir de 2025.

Tal y como ya ocurre con productos como el alcohol o el tabaco, el partido de Iñigo Errejón considera que eliminar la publicidad de coches con emisiones serviría para sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de apostar por tecnologías no contaminantes. Sería, en su opinión, un paso en el camino de la descarbonización de la movilidad, que culminaría en 2035 cuando estará prohibida en la Unión Europea la venta de coches nuevos con propulsores de gasolina o diésel.

Más País-Equo propone que ya dentro de dos años no se permitan los anuncios de coches con emisiones en medios de comunicación, vallas publicitarias y publicaciones académicas. La siguiente fase en la prohibición llegaría en 2027, cuando se extienda al ámbito del patrocinio de todo tipo, eventos públicos y cualquier publicación.

Inversiones millonarias

El sector de la automoción fue en 2020, según los últimos datos afianzados ofrecidos por Infoadex, el sector de mayor inversión publicitaria en España. Pese a enfrentarse en plena pandemia a una caída del 31,4%, las marcas dedicaron 387,4 millones de euros a promocionar sus productos, lo que representa el 11,4% del total invertido en el mercado publicitario nacional.

Una cantidad que permite superar a otros sectores tan importantes como el de la distribución y la hostelería (374,4 millones), las entidades financieras (350,1 millones) o las telecomunicaciones e internet (295,4 millones).

Además, la mayor inversión por marcas en el mismo periodo correspondió al Grupo Volkswagen, que ascendió a 70,2 millones de euros para alcanzar una cuota del 2,1% del total del mercado publicitario español. Y en tercera posición, por detrás de France Telecom, se situó el Grupo PSA con sus 64,4 millones de euros dedicados a esta actividad.

Cierto es que, de forma paulatina, la comunicación de las grandes marcas del sector de la automoción se dirige hacia sus modelos más eficientes. Sin embargo, la penetración de los coches sin ningún tipo de motor de combustión, los eléctricos puros, representó en España el pasado año menos del 3% de las matriculaciones totales.

De aprobarse esta propuesta no de ley de Más Madrid-Equo, todo el esfuerzo publicitario de las empresas debería centrarse en una tecnología que, por el momento, sigue siendo residual en su negocio y también distantes de las necesidades y exigencias de su clientela mayoritaria.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no