Actualidad

Citroën E-Mehari: el icono revive y se electrifica

Un buggy pensado para el ocio, fácil de mantener, con aroma retro y un motor eléctrico de 68 CV para alcanzar los 200 km de autonomía.

Citroën E-Mehari: el icono revive y se electrifica

El Mehari es uno de los (muchos) modelos icónicos de la historia de Citroën. Junto a otros más lujosos como el Tiburón o el humilde pero capaz 2CV, el Mehari destacaba por su sencillez, su fácil mantenimiento y su vocación ociosa.

Todas estas características las retoma la marca del doble chevrón con el E-Mehari, una suerte de buggy playero (3.810 mm de largo, 1.870 mm de ancho y 1.650 mms de alto) que en cierta medida había adelantado el Cactus M Concept, y que destaca, además de por su original propuesta, por tratarse de un coche 100% eléctrico.

Citroën ha sabido combinar en su estética referencias al original y trazas de su lenguaje de diseño actual. El frontal es fácilmente reconocible y recuerda a su “hermano mayor”, el Cactus, con unos grupos ópticos divididos y una voluminosa protección de plástico inferior. Ésta se extiende por todos los bajos y los pasos de rueda, y por encima luce una carrocería de plástico termoformado y formas redondeadas con la cantidad justa de músculo. En la parte superior, junto al parabrisas encontramos dos arcos de seguridad a modo de pilares B y C que permiten montar tanto el techo rígido de fibra como los panales de plástico transparentes que actúan como ventanas.

Del interior no hay apenas fotos, pero una toma cenital muestra un habitáculo con capacidad para cuatro ocupantes y, lo más importante, resistente al agua. La idea es poder lavarlo con facilidad.

Citroën ha hecho hincapié en las opciones de personalización, dejando al cliente combinar como quiera los cuatro colores de carrocería (beige, amarillo, verde y naranja), los dos de techo (negro y naranja) y los dos del habitáculo (rojo con estampado de flores y uno beige más sobrio).

Emplea una mecánica 100% eléctrica con un motor de 68 CV y una batería de litio. Esta le otorga una autonomía de hasta 200 km en uso urbano (solo 100 en carretera) con velocidades de hasta 110 km/h. el tiempo de recarga oscila entre las ocho horas con una toma de 16A y las 13 con una doméstica de 10A.

Lo mejor de todo es que no habrá que esperar mucho para verlo por la calle: en primavera de 2016 empezará a venderse en Francia y a finales del mismo año estará disponible en otros mercados europeos.

Sobre la firma

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no