Actualidad

Los coches bloquearán a los conductores ebrios desde 2022

La Unión Europea establece el calendario para la implementación progresiva de lo sistemas de seguridad obligatorios en los nuevos modelos.

control alcoholemia

El cerco al alcohol al volante se irá cerrando más poco a poco.

La Comisión Europea de Seguridad sigue adelante con su plan de implementación de una serie de medidas de seguridad en los automóviles que serán obligatorias de forma progresiva a partir de 2022. El objetivo de estas políticas pasa por evitar 25.000 muertes en accidente de tráfico y 140.000 heridos graves en un periodo de 15 años.

El calendario ya ha sido definido por la Unión Europea y se desarrollará en tres fases durante seis años por medio de una regulación denominada GSR (de las siglas en inglés de regulación general de seguridad) y que debería estar aprobada y publicada antes de acabar este mismo año. Además, las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) contarán con los recursos necesarios para verificar que la efectividad de estos sistemas se mantenga durante toda la vida útil de los mismos.

La primera fase de la implementación de los sistemas de seguridad se activará en mayo de 2022 para los nuevos modelos homologados y en el mismo mes de 2024 para todos los matriculados. Y contempla las siguientes soluciones:

  • Limitador de velocidad inteligente, que avisará a los conductores cuando supere la velocidad que está permitida.
  • Alcoholímetro incorporado al vehículo con un inmovilizador que impida que el coche arranque cuando se superen los límites legales establecidos para conducir.
  • Avisadores de falta de atención al volante y detector de síntomas de somnolencia, que adviertan al conductor cuando exista riesgo de accidente por estos motivos.
  • Sistema de mantenimiento automático de carril, para evitar desplazamientos involuntarios en la calzada.
  • Cámara de detección trasera que permita la visualización de personas y obstáculos en maniobras de marcha atrás.
  • Dispositivo de parada de emergencia, que facilite señalizar la inmovilización del vehículo en la calzada sin necesidad de abandonarlo.
  • Sistemas de protección trasera y lateral.

La segunda fase del plan se solapará con el anterior al hacer obligatorio desde mayo de 2024 los siguientes sistemas en todas las nuevas homologaciones y en 2026 para todos los coches matriculados:

  • Sistema de frenado de emergencia autónomo capaz de detectar usuarios vulnerables de la calzada.
  • Ampliación de la zona frontal de impacto para protección de peatones.
  • Sistemas de asistencia que permitan una conducción más automática, capaces de ayudar al conductor en caso de distracción.

La tercera fase se refiere exclusivamente a camiones y autobuses, con plazos de noviembre de 2025 para las nuevas homologaciones y 2028 para todas las ventas, con referencia a un sistema de visión directa que mejore la visibilidad y reduzca los ángulos muertos, además de la grabación automática de datos (popularmente conocida como caja negra) que permita aclarar las causas de un accidente.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no