Actualidad

e-tron quattro concept, anticipo del SUV eléctrico de Audi

A principios de 2018 lanzará un SUV deportivo eléctrico, se basará en este prototipo movido por tres motores que desarrollan 435 CV de potencia.

e-tron quattro concept, anticipo del SUV eléctrico de Audi

La marca de los cuatro aros presenta en el Salón del Automóvil de Frankfurt el Audi e-tron quattro, un todocamino del que el fabricante afirma que “representa la declaración de la compañía sobre el futuro de la movilidad eléctrica: es deportivo, eficiente y apropiado para uso cotidiano”.

Tiene una carrocería de cinco puertas con 4.880 mm de longitud, 1.930 mm de anchura y 1.540 mm de altura. Su silueta dinámica le confiere un coeficiente aerodinámico de penetración de 0.25. A velocidades por encima de los 80 km/h, elementos movidos eléctricamente en el capó/motor, los flancos y la zaga dirigen el flujo de aire alrededor y a través del vehículo para mejorarlo.

Los faros se basan en la tecnología Matrix láser, su zona inferior está compuesta por cinco elementos, cada uno de ellos combinando una unidad LED con otra OLED. Las luces traseras también las componen dos secciones. Cada una de las zonas superiores comprende nueve luces OLED rojas, con tres más en la parte inferior. Además los retrovisores exteriores son reemplazados por cámaras.

El prototipo emplea la fuerza de tres motores eléctricos: uno mueve el eje delantero, mientras que los otros dos actúan en el trasero. La potencia conjunta es de 435 CV (320 kW), que aumentan a 503 CV (370 kW) y más de 800 Nm de manera temporal con la función boost. El concept acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente a 210 km/h.

El sistema se alimenta de una batería de iones de litio integrada en el piso del habitáculo, lo que rebaja el centro de gravedad y mejora el reparto de pesos. Tiene una capacidad de 95 kWh que posibilita una autonomía de más de 500 km y el sistema de carga combinada permite cargar a partir de corriente continua o alterna. En el primer caso, con una salida de 150 kW sólo tarda 50 minutos en cargarse al completo. Como alternativa, el proyecto dispone de la tecnología Audi Wireless Charging para una carga por inducción, sin conexión directa.

En cuanto a equipamiento tecnológico, Audi lo ha surtido de todo tipo de elementos desarrollados para la conducción autónoma: sensores de radar, una videocámara, sensores ultrasónicos y un escáner láser.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no