El Clase S enseña el camino

La berlina superior de Mercedes estrena las tecnologías que acercan el automóvil a la conducción automática

Hasta la llegada de los todoterrenos de prestigio, las grandes berlinas y las de representación eran los buques insignias indiscutibles de las marcas más exclusivas, los escaparates en los que mostraban sus últimos avances. Ahora se reparten más el protagonismo, pero siguen estrenando las últimas tecnologías disponibles en esta industria. Y en 2013, la llegada de la nueva Clase S de Mercedes permite atisbar ya con cierta claridad que el automóvil está casi listo para entrar a medio plazo en una nueva era, la de la conducción autónoma sin intervención humana.

IMAGEN Y DINAMISMO

Las grandes berlinas que han llegado en 2013 tienen un denominador común: adoptan líneas y estilos más vanguardistas y deportivos, que contrastan con el clasicismo estético de los modelos anteriores. Los motivos del cambio son sobre todo sociológicos: las nuevas generaciones de clientes con alto poder adquisitivo no aceptan las siluetas de trazos cuadrados y estilo ostentoso de las berlinas de siempre y buscan líneas más dinámicas y atractivas. Pero el cambio se refleja también en el comportamiento: ahora ofrecen una conducción mucho más ágil y divertida, que permite disfrutar al volante su calidad.








El Maserati Ghibli, último representante del diseño italiano.




La evolución se aprecia bien en el nuevo Clase S, un auténtico festival tecnológico que fusiona dinamismo y confort con una ejecución de calidad superlativa, tanto en el aspecto técnico como en su puesta en escena. Pero, aparte de la superberlina alemana, en 2013 se han presentado otros modelos que reflejan asimismo estas tendencias. Es el caso del Audi A8, que llegó en noviembre tras recibir una puesta al día. Y aparte de su calidad de conjunto y las mejoras mecánicas, que permiten aumentar la potencia y reducir los consumos de sus motores, estrena los nuevos faros Led Matrix inteligentes (2.930 euros), capaces de encender y apagar individualmente sus diodos para variar su haz de luz, adaptarse a cada situación (cruces, curvas, adelantamientos) y mejorar la iluminación sin deslumbrar al resto del tráfico.

Porsche también ha puesto al día el Panamera en 2013. Y además de los cambios estéticos, incorpora una carrocería 15 centímetros más larga denominada Executive y una versión híbrida enchufable. La gama se completará en enero con un 3.0 diésel de 300 CV y con las versiones Turbo S de 570 CV de ambas carrocerías.

Otro estreno interesante ha sido el Maserati Ghibli, la segunda berlina de la marca, que mide 4,97 metros de largo y se sitúa por debajo del Quattroporte (5,26). Destaca por ese toque exquisito del mejor diseño italiano y cuenta con motores de gasolina de 330 a 409 CV (desde 79.000 euros) y diésel de 275 CV (71.000 euros) e incluso con tracción 4×4.

Por lo demás, en 2014 no se esperan muchas novedades. Mercedes actualizará el CLS en junio con cambios estéticos y mejoras mecánicas, e incorporará tecnologías del Clase S. Pero la sorpresa viene de Hyundai, que acaba de mostrar su nuevo buque insignia, la carrocería Sedan (berlina) del Genesis. Mide 4,99 metros de largo, estrena un nuevo motor 5.0 V8 de 425 CV con cambio de ocho marchas y llegará a España en abril. Del resto hay poca información, pero se sabe que Alfa Romeo está ultimando también su próxima berlina grande, que podría presentarse a lo largo de 2014.

En un escalón superior, el de los palacios rodantes, Rolls-Royce entregará en primavera las primeras unidades que llegan a España del Wraith, su cupé de estilo deportivo. Y Bentley lanzará también una versión V8 del espectacular Flying Spur.



El piloto eléctrico, más cerca





Suspensión Magic Body Control del Clase S.


La clave de los avances  que estrena el Clase S está en una nueva cámara doble que otorga al modelo visión en tres dimensiones. Y esta infraestructura óptica permite controlar no solo el entorno frontal y posterior, como hasta ahora, sino también el lateral. El coche puede acelerar, frenar, mantener la distancia y además manejar la dirección en movimiento (no solo en los estacionamientos), abriendo la puerta a nuevas funciones de seguridad. Es capaz de calcular trayectorias transversales y alertar al conductor si existe riesgo de colisión en un cruce o al cambiar de carril en autopista. Y con estas aportaciones se crea ya la base necesaria para aproximarse al soñado piloto automático, aunque todavía parcial.

En las caravanas de la autopista, atascos urbanos y demás situaciones de circulación a baja velocidad, el Clase S puede conducir por sí mismo y seguir al vehículo que rueda delante, tanto si el terreno es recto como si describe curvas, aunque estas deben ser suaves (no demasiado cerradas). El objetivo no es sustituir al conductor, sino complementarle y descargarle de trabajo para reducir el cansancio y las distracciones y aumentar su concentración y seguridad al volante.

Marcas como Mercedes, Audi y Volvo han anunciado para 2020 las primeras aplicaciones del piloto automático completo, que permitirá que los coches viajen por carretera y autopista a ritmo constante sin apenas intervención humana.

La cámara doble se utiliza también para reforzar el confort. Y es que va analizando con anticipación los baches del camino. Se comunica con la suspensión para que actúe en consecuencia y logra filtrar las ondulaciones del terreno con una suavidad exquisita. El conjunto se denomina Magic Body Control y parece que el coche circule sobre un colchón de aire, sin tocar el suelo.



Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Camper
James Bond

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no