El coche sin carné que parece un deportivo clásico

El Patak Rodster es un biplaza de estilo retro disponible tanto con motor térmico como en versión eléctrica, siempre con 20 CV de potencia.

Patak Rodster
Las versiones eléctricas del Patak Rodster tienen 100 y 250 kilómetros de autonomía.

La llegada de los coches eléctricos ha hecho que se vea con otros ojos a los coches sin carné. Cuestionada su seguridad, así como con un rendimiento limitado, las mecánicas de cero emisiones han solventado el segundo aspecto y hacen que sean vehículos todavía más apropiados para la ciudad. Su debe puede ser, según gustos, su diseño, algo que solventa el Patak Rodster.

El modelo eslovaco huye del habitual formato cuadrado de micro utilitario sin mucho estilo y opta por un formato de descapotable biplaza de corte clásico que entra por los ojos.

Lo más llamativo es el hecho de llevar las ruedas al aire, como los modelos de competición de hace un siglo, pero también tiene otros rasgos destacados como la gran parrilla delantera, los faros LED redondos o el hecho de prescindir de parabrisas, optando por un deflector que le califica como un ‘barchetta’.

Todo ello, además, en unas dimensiones realmente contenidas: 3,36 metros de largo, 1,36 metros de ancho y 1,39 metros de alto. Además, su peso es de solo 450 kilos, lo que permite que ya con una mecánica humilde ofrezca resultados solventes.

A este respecto está disponible con tres variantes distintas, una de combustión y dos de gasolina.

La térmica emplea un pequeño motor gasolina monocilíndrico de 20 CV, potencia limitada para adaptarse a la normativa de la categoría L7 de cuadriciclos pesados en la que milita. Es capaz de acelerar de 0 a 50 km/h en 9 segundos y tiene una velocidad máxima de 125 km/h.

Patak Rodster

Las versiones eléctricas del Patak Rodster

En cuanto a sus versiones eléctricas, ambas tiene una potencia de 20 CV (15 kW) para entrar en la categoría L7e, pero varían en la capacidad de su batería. La de acceso, con pila de 10 kWh, tiene una autonomía de 100 kilómetros, y la superior emplea una de 20 kWh y su alcance es de 250 kilómetros. Ambas aceleran de 0 a 50 km/h en 7 segundos y tienen una punta de 130 km/h.

El Patak Rodster de gasolina es el más barato, con un precio de 16.900 euros, mientras que los eléctricos cuestan 22.900 y 25.400 euros, respectivamente. Además, los clientes pueden agrandar la cuenta con opcionales como un techo operado de manera manual, un maletero que se coloca en la zaga o sensores de aparcamiento, entre otros elementos.

Patak Rodster

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

Fiabilidad coches
Cargadores

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no