Actualidad

El corazón del nuevo Mazda3: motores más refinados y eficientes

La nueva generación del compacto estrena una evolucionada gama de propulsores que le permiten lucir el distintivo ECO para circular por el centro de las ciudades.

Mazda3

Los motores de gasolina del Mazda3 tienen la etiqueta ECO.

A bordo de un coche, la conexión absoluta entre el hombre y la máquina garantiza unas sensaciones de conducción perfectas. Vehículo y conductor se funden en uno solo, realidad que Mazda define con el concepto japonés Jinba Ittai. La arquitectura del nuevo Mazda3 y sus exquisitos motores logran tal armonía. Sin embargo, la marca japonesa también es consciente de que hay que combinar esta faceta con el cuidado del medioambiente, como manifiesta en su plan ‘Zoom-Zoom sostenible 2030’. Por eso los propulsores que utiliza el nuevo Mazda3 son más evolucionados, refinados y eficientes.

El nuevo compacto permite elegir entre tres bloques, dos gasolina y uno diésel, todos ellos homologados según el nuevo y más exigente ciclo WLTP y de acuerdo a la normativa de emisiones Euro 6d-TEMP. Cada uno aplica unas soluciones específicas para llegar al mismo objetivo: rebajar tanto el consumo como las emisiones contaminantes a la par que seguir ofreciendo el placer de la conducción.

Hibridación suave en gasolina

La principal oferta en gasolina en esta fase de lanzamiento se basa en el motor gasolina 2.0 Skyactiv-G, que entrega 122 CV y 213 Nm. Se combina a la perfección con la transmisión manual de seis marchas o con una automática con el mismo número de relaciones. Lo más interesante, por otra parte, es el sistema de hibridación suave M Hybrid, que le aporta numerosos beneficios, entre ellos el de conseguir la etiqueta ECO de la DGT para poder circular por el centro de las ciudades incluso en episodios de alta contaminación.

Mazda3

Mediante una batería de 24 V, un generador y un motor eléctrico auxiliar, este sistema se encarga de recuperar energía durante las deceleraciones, almacenarla y utilizarla después para ayudar al motor térmico en las aceleraciones. De este modo, mejora su respuesta y suavidad de funcionamiento, a la par que reduce su consumo de combustible, como queda claro en sus cifras homologadas: 6 – 6,7 l/100 km y 136 – 152 g/km de CO2.

Skyactiv-X, un paso más allá

Sin embargo, la mayor novedad de la gama de motores del nuevo Mazda3 llegará en el último trimestre de este año de la mano de Skyactiv-X, un bloque de gasolina innovador porque incorpora el método de combustión con encendido por compresión controlado por chispa (SPCCI). Las ventajas de este sistema son múltiples ya que, por un lado, reduce el consumo equiparando el gasto a las cifras habituales de un diésel y, por otro, mejora tanto la respuesta inicial a bajas revoluciones como en todo su régimen de vueltas.

Mazda3

Como colofón, este bloque también utiliza el sistema M Hybrid de 24 V empleado por el otro motor de gasolina, por lo que contará con la etiqueta medioambiental ECO de la DGT. Y es el único de la gama que puede asociarse al sistema de tracción integral i-Activ.

El diésel sigue vivo

Por último, y gracias a la tecnología más avanzada, el gasóleo sigue siendo la alternativa ideal para quien vaya a recorrer muchos kilómetros. El nuevo Mazda3 está disponible con el motor 1.8 Skyactiv-D de 118 CV de potencia y 270 Nm de par, equipado con un catalizador de almacenamiento de NOx que transforma los óxidos de nitrógeno en nitrógeno inocuo. Así se rebajan de manera considerable las emisiones del vehículo.

Asociado en exclusiva al cambio manual de seis velocidades Skyactiv-MT, esta versión homologa apenas un consumo de 4,8 – 5,7 l/100 km, mientras que sus emisiones de CO2 son de 130 – 151 g/km.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no