Actualidad

Fiat se suma a la moda de los patinetes eléctricos

El 500 Iride se venderá por 699 euros en el catálogo de Mopar y en los concesionarios de la marca.

Fiat se suma a la moda de los patinetes eléctricos

El patinete de Fiat se pliega para un fácil transporte en el 500. / Fiat

La industria de la automoción avanza hacia una movilidad limpia, variada y asequible. Más allá del concepto clásico de coche, los fabricantes amplían su oferta de productos con diferentes soluciones de transporte, que puedan resultar complementarias e incluso sustitutivas para otros vehículos: desde el compartido a los modelos de suscripción, pasando por patinetes o bicicletas.

Fiat, ahora bajo el paraguas del Grupo Stellantis (fruto de la fusión de PSA y FCA), se suma a la moda de los patinetes eléctricos. Son cada vez más las marcas que ofrecen este formato de movilidad personal urbana a sus clientes como un accesorio de sus coches, recurriendo a su experiencia en el diseño y producción para desarrollar soluciones atractivas y con su sello personal.

El nuevo 500 Iride se incorpora al catálogo de Mopar (la división de accesorios de Fiat) y se venderá pronto en los concesionarios de la marca a un precio de 699 euros, incluyendo una garantía de dos años, asistencia directa a través de una aplicación, un centro de llamada y una red técnica específica.

Los faros redondos del Fiat 500

El 500 Iride (iris, en castellano) ha sido diseñado en el Fiat Centro Stile en colaboración con sus socios de Compagnia Ducale, participantes también en otros productos personalizados con el estilo de marcas como Lancia, Abart, Alfa Romeo o la propia Fiat.

Una de las prioridades durante el proceso de creación fue la presencia de una referencia a los emblemáticos faros redondos del 500 y el desafío se ha concretado en una óptica con esta forma circular debajo del manillar del patinete.

En el apartado técnico, el Iride utiliza un motor de 250 vatios y ofrece una autonomía de 30 kilómetros con una velocidad limitada a los 25 km/h legislados para este tipo de vehículos de movilidad personal. Su batería se recarga por completo en un enchufe doméstico en un periodo de cuatro horas y media.

Los neumáticos tienen un diámetro de 10 pulgadas, monta un amortiguador posterior para hacer más confortable la conducción, un manillar telescópico, luces de alta visibilidad y un modo peatón que permite el desplazamiento caminando en zonas restringidas con una velocidad máxima de 6 km/h.

Anclajes Isofix para el patinete

El Iride tiene un peso total de 15 kilos y se vende con una bolsa exclusiva para llevarlo en el coche y poderlo utilizar como complemento de la movilidad conocida como de última milla o kilómetro.

El envoltorio cuenta con unos velcros para fijarlo con seguridad en el maletero del 500, además de unas correas para sujetarlo, si se prefiere, en los anclajes Isofix de las plazas traseras. También existe la opción de un cargador de 12 voltios para realizar esta tarea en el propio vehículo, requiriendo para ellos menos del 1% de la capacidad de la batería principal del automóvil.

Y como no podía ser de otro modo, las principales funciones del patinete de Fiat y una numerosa información de uso (estado de la batería, autonomía, velocidad real, distancia recorrida y tiempo, ahorro de emisiones de CO2, activación de la velocidad de crucero, configuración de sus cuatro modos de utilización…) se realizan de forma rápida y sencilla a través de una aplicación de teléfono móvil.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no