Ford Performance prepara su ofensiva deportiva

La marca del óvalo busca potenciar esa faceta y colocarse a medio plazo como el referente en ese ámbito entre las marcas generalistas.

Ford se pone seria en lo que al aspecto deportivo a nivel de calle se refiere. El fabricante estadounidense quiere situar su división Performance en un buen lugar en el mercado y para ello quiere aprovechar las sinergias generadas entre su gama RS y el recién llegado Mustang, con una clara punta de lanza en el futuro GT.

La marca ilustra y define su estrategia a este respecto con una clarificadora y lógica pirámide. En la parte superior se encuentra la próxima generación del Ford GT, una nueva venida del icono que ya hemos visto en forma de prototipo y del que apenas hay datos, aunque ya nos han confirmado que montará el motor Ecoboost más potente desarrollado hasta la fecha, con más de 600 CV.

Un escalón por debajo y actuando como sus lugartenientes se encuentran el Focus RS y el Mustang. El compacto salió a la luz hace tiempo, pero no ha sido hasta el Salón de Frankfurt cuando se han revelado sus datos de prestaciones: acelera de 0 a 100 en 4,7 segundos y alcanza una velocidad punta de 266 km/h. Bajo el capó se encuentran 350 CV y 440 Nm de par (que aumentan a 470 con la función overboost), que son cortesía de un motor 2.3 Ecoboost… que también monta el Mustang.

Así los lazos entre una familia y otra son más estrechos que nunca. El muscle car americano, que disfruta de su primera generación global, ha entrado con buen pie en Europa y en nuestro país ya se han vendido 100 unidades, cifra que espera doblarse hasta final de año. Disponible en dos carrocerías (Convertible y Fastback), se puede optar entre el ya mencionado motor Ecoboost (que en este caso “solo” rinde 314 CV) y bloque V8 5.0 de 418 CV que mantiene todo el sabor americano tradicional asociado al modelo.

Tras este triunvirato de poder se sitúa la gama ST, representada por Fiesta y Focus y que, siendo algo más racionales, mantienen el aspecto, el espíritu y las prestaciones deportivas de sus hermanos mayores. El Focus ST se comercializa en carrocerías berlina y Sportbreak, con idénticas motorizaciones en ambos casos: un 2.0 TDCi de 185 CV y un 2.0 EcoBoost de 250 CV. El “pequeño” de la casa es el Fiesta ST, que en muestra ágil y con mucho brío gracias a un bloque 1.6 EcoBoost de 182 CV de potencia.

Hasta ahí llega lo que podemos calificar como los deportivos de Ford, pero desde la marca quieren ofrecer a sus clientes la posibilidad de dotar a sus coches de una imagen más atractiva y dinámica, aún sin tener un derroche de caballos bajo el capó. Para ello ha lanzado diversas ediciones especiales como la Sport o las Red&Black de Focus y Fiesta, o la Black&White de éste y del Ka.

Como última opción se encuentran los packs Titanium S, que aportan una estética más deportiva a modelos más grandes, como el Kuga o el Mondeo.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

Carglass
Bicis

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no