Ford Performance prepara su ofensiva deportiva

La marca del óvalo busca potenciar esa faceta y colocarse a medio plazo como el referente en ese ámbito entre las marcas generalistas.

Ford se pone seria en lo que al aspecto deportivo a nivel de calle se refiere. El fabricante estadounidense quiere situar su división Performance en un buen lugar en el mercado y para ello quiere aprovechar las sinergias generadas entre su gama RS y el recién llegado Mustang, con una clara punta de lanza en el futuro GT.

La marca ilustra y define su estrategia a este respecto con una clarificadora y lógica pirámide. En la parte superior se encuentra la próxima generación del Ford GT, una nueva venida del icono que ya hemos visto en forma de prototipo y del que apenas hay datos, aunque ya nos han confirmado que montará el motor Ecoboost más potente desarrollado hasta la fecha, con más de 600 CV.

Un escalón por debajo y actuando como sus lugartenientes se encuentran el Focus RS y el Mustang. El compacto salió a la luz hace tiempo, pero no ha sido hasta el Salón de Frankfurt cuando se han revelado sus datos de prestaciones: acelera de 0 a 100 en 4,7 segundos y alcanza una velocidad punta de 266 km/h. Bajo el capó se encuentran 350 CV y 440 Nm de par (que aumentan a 470 con la función overboost), que son cortesía de un motor 2.3 Ecoboost… que también monta el Mustang.

Así los lazos entre una familia y otra son más estrechos que nunca. El muscle car americano, que disfruta de su primera generación global, ha entrado con buen pie en Europa y en nuestro país ya se han vendido 100 unidades, cifra que espera doblarse hasta final de año. Disponible en dos carrocerías (Convertible y Fastback), se puede optar entre el ya mencionado motor Ecoboost (que en este caso “solo” rinde 314 CV) y bloque V8 5.0 de 418 CV que mantiene todo el sabor americano tradicional asociado al modelo.

Tras este triunvirato de poder se sitúa la gama ST, representada por Fiesta y Focus y que, siendo algo más racionales, mantienen el aspecto, el espíritu y las prestaciones deportivas de sus hermanos mayores. El Focus ST se comercializa en carrocerías berlina y Sportbreak, con idénticas motorizaciones en ambos casos: un 2.0 TDCi de 185 CV y un 2.0 EcoBoost de 250 CV. El “pequeño” de la casa es el Fiesta ST, que en muestra ágil y con mucho brío gracias a un bloque 1.6 EcoBoost de 182 CV de potencia.

Hasta ahí llega lo que podemos calificar como los deportivos de Ford, pero desde la marca quieren ofrecer a sus clientes la posibilidad de dotar a sus coches de una imagen más atractiva y dinámica, aún sin tener un derroche de caballos bajo el capó. Para ello ha lanzado diversas ediciones especiales como la Sport o las Red&Black de Focus y Fiesta, o la Black&White de éste y del Ka.

Como última opción se encuentran los packs Titanium S, que aportan una estética más deportiva a modelos más grandes, como el Kuga o el Mondeo.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Mario Herráez

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.

Más Información

Mercedes GLE
El problema de los eléctricos que también sufren los de ocasión

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no