Actualidad

El increíble origen de las seis marcas de coches más antiguas

Nacieron como pequeñas locuras personales en los albores del siglo XX y todavía hoy sobreviven entre los conductores convertidas en grandes compañías.

El increíble origen de las seis marcas de coches más antiguas

Fiat 3 ½ HP, el primer modelo de la marca italiana.

Las seis marcas de coches más antiguas llevan desarrollando y fabricando automóviles durante más de un siglo. Han resistido a numerosos avatares, crisis financieras e incluso dos guerras mundiales. Surgidas casi todas como modestas e individuales iniciativas industriales, han sabido imponer a lo largo de los años una personalidad propia a sus modelos y perpetuarse hasta nuestros días.

Rolls-Royce // 1906

En 1906, Henry Royce y Charles Rolls fundaron la marca que desde entonces estaría llamada a representar el máximo lujo en el automóvil. Su primer modelo se llamó Silver Ghost, equipaba un motor de 6 cilindros con 50 CV de potencia y fue elegido por la prensa como mejor coche del mundo tras batir diversos récords de fiabilidad en larga distancia. En 1998 Rolls-Royce fue adquirida por el grupo alemán BMW.

Rolls Royce 10 HP.

FORD // 1903

Henry Ford construyó artesanalmente su primer vehículo en 1886, pero no sería hasta 1903 cuando fundase la marca que lleva su nombre. La compañía estaría llamada a revolucionar la industria del automóvil mediante la producción a gran escala en cadenas de montaje. Al rebajar sustancialmente los costes de fabricación puso el automóvil al alcance de un gran número de norteamericanos.

El modelo T, diseñado por el propio Ford y producido entre 1908 y 1927, fue el que impulsó desde sus inicios a la marca. Disponía inicialmente de un motor de cuatro cilindros con 20 CV y fue fabricado en numerosos países, entre ellos España: en Cádiz se estableció una planta de montaje en el año 1919.

Ford Model T.

Fiat // 1899

En 1899 se fundó Fiat (Fabbrica Italiana Automobili Torino), la marca italiana más importante hasta nuestros días. Un año más tarde saldría de su cadena de montaje en Turín el 3 ½ HP, un sencillo cuadriciclo de tres plazas que ni siquiera disponía de marcha atrás y del que se construirían 26 unidades. Pero ya en 1902 la marca desarrolló el 24 HP Corsa, un coche de carreras para disputar la Vuelta a Italia, competición que completarían los nueve Fiat inscritos en un alarde de fiabilidad.

Tras más de un siglo de actividad y expansión por todo el mundo, Fiat adquirió la marca americana Chrysler para formar en 2014 el grupo automovilístico FCA, y trasladó su sede histórica desde Turín hasta la capital holandesa de Ámsterdam.

Peugeot // 1891

Hay que remontarse hasta 1810, en plenas guerras napoleónicas, cuando dos hermanos franceses, Jean-Pierre y Jean-Fréderic, transforman en acería el molino de grano propiedad de la familia Peugeot para fabricar cintas metálicas, sierras y muelles de relojería.

Más tarde, en 1830, la empresa se dedicó a producir bicicletas hasta que, en 1891, Armand Peugeot funda la marca de automóviles: tras construir inicialmente triciclos y cuadriciclos a vapor, comercializó su primer automóvil con motor de gasolina. Se trataba del Type 2, que dio paso al Type 3, primer modelo en el mundo que se fabricó en serie, sumando en total una producción de 64 ejemplares.

Peugeot Type 3

Peugeot Type 3

Opel // 1863

Adam Opel inició su empresa de fabricación de máquinas de coser en 1863. Unos años después se convertiría en el mayor fabricante del mundo de bicicletas y, tras un intento con poco éxito de lanzar un automóvil Lutzmann y posteriormente fabricar bajo licencia el francés Darracq, presentó su propio modelo en 1902, el 10/12 HP con motor de dos cilindros. Sería ya en 1909 cuando conseguiría el éxito definitivo con el Opel 4/8 HP, un coche que se popularizó por su fiabilidad y robustez.

En 1929 General Motors compró la mayoría de las acciones de Opel, controlando desde entonces la marca alemana hasta que, el pasado año, fue adquirida por el grupo francés PSA.

Vauxhall // 1857

En el año de 1857 un ingeniero escocés llamado Alexander Wilson fundó, en el ahora céntrico barrio londinense de Vauxhall, una fábrica con el mismo nombre destinada a producir motores de barco y motobombas.

Tras reorientar la empresa hacia la automoción, el primer coche que salió de la fábrica fue el Vauxhall 5HP, un pequeño dos plazas que se hizo en 1903 por encargo del propio director de la marca, Percy Kidner. Un año más tarde lo vendería al doctor Dudley Bernhart, que lo utilizó habitualmente hasta 1920, permaneciendo en propiedad de la familia durante 108 años hasta que fue vendido en 2012 en una subasta de la galería Bonhams.

Tras ser comprada en 1925 por General Motors y compartir desde entonces producción de modelos con Opel, Vauxhall y su hermana alemana han sido adquiridas este mismo año por el grupo francés PSA.

Vauxhall 5HP.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no