Actualidad

El Mazda CX-5 perfecciona su fórmula perfecta

Mayor placer de conducción y menos emisiones, un nuevo sistema multimedia a la última y hasta una serie limitada Homura con todo el equipamiento posible. Son los avances que presenta este SUV japonés de referencia.

Mazda CX-5

El Mazda CX-5 Homura luce una imagen distintiva y tiene un equipamiento muy completo.

Los valores diferenciadores representan un argumento de peso en el mundo del automóvil, porque permiten distanciarse de la competencia. Pero solo unos pocos modelos en el mercado consiguen aplicarlos con éxito. Y aquellos que lo logran, suelen convertirse en auténticos superventas.

El Mazda CX-5 es uno de ellos, y se ha situado como un SUV de referencia por su diseño y conducción, dos valores pasionales, que se combinan además con otros prácticos, como la utilidad en el uso diario y como coche familiar, creando así una fórmula casi perfecta.

Es el automóvil más vendido de la compañía japonesa, con tres millones de unidades comercializadas en el mundo, y cerca de medio millón de ellas en Europa.

Ahora, el CX-5 mejora todavía más y da lugar al CX-5 2021, la nueva entrega del modelo de Mazda, que vuelve a ofrecer valores diferenciadores. Y es que profundiza en su apuesta por el diseño y mejora el rendimiento de sus motores, al mismo tiempo que refuerza su sistema multimedia y conectividad, e incluso añade una serie especial, denominada Homura, que aporta una estética específica y un equipamiento especialmente completo.

Motores: más brío y menos emisiones

El Mazda CX-5 2021 mantiene una amplia gama de motores que, aprovechando la actualización del modelo, experimentan una mejora generalizada y terminan por potenciar el placer de conducción, uno de sus valores clave.

Para empezar, se ha optimizado la gestión electrónica del acelerador, consiguiendo una mayor inmediatez de respuesta; la caja de cambios automática de seis velocidades resulta más rápida, con lo que la conducción gana fluidez y brío, y, además, algunos motores desactivan dos de sus cuatro cilindros al rodar despacio para reforzar la eficiencia. El resultado: una rebaja de hasta 13 g/km en las emisiones de CO2.

La gama mecánica incluye tres propulsores, uno diésel y dos de gasolina, que cubren cualquier necesidad. Y se pueden elegir también entre cambios manual y automático, ambos de seis velocidades, e incluso entre tracción delantera o 2WD y 4×4 o 4WD.

El motor 2.2 Skyactiv-D de 184 CV, una de las mecánicas de gasóleo con mejor relación entre prestaciones y consumo del mercado, se asocia a la tracción 4WD y puede pedirse con cambio manual y automático. Y, ahora, también, es posible combinarlo con la tracción delantera.

En los Skyactiv-G, de gasolina, la tracción varía en función del motor. El 2.0 de 165 CV tiene tracción 2WD y puede asociarse a cambios manual y automático, mientras que el 2.5 de 194 CV es siempre automático y puede combinarse con tracciones delantera y 4×4.

Mazda CX-5

Habitáculo de la versión Homura del Mazda CX-5.

Una conexión hombre-máquina impecable

Otra de las claves de Mazda reside en que el usuario perciba su vehículo como una extensión de sí mismo y, a tal fin, ha perfeccionado la interacción hombre-máquina en los CX-5 2021. Por un lado, con las mejoras mecánicas, y por otro, introduciendo una nueva generación del sistema multimedia.

La pantalla central es más grande (10,25 pulgadas) y presenta una calidad gráfica superior; el mando HMI Commander, que permite navegar por los diferentes menús, suma un manejo más intuitivo, y todo el sistema en conjunto funciona ahora con mayor rapidez y permite una interacción más sencilla.

También destaca la ampliación de servicios conectados disponibles a través de la aplicación MyMazda, que permite llevar a cabo de manera remota operaciones como programar rutas para el navegador, solicitar una cita con el taller, pedir asistencia en carretera e incluso cerrar a distancia las puertas del vehículo.

Serie especial Homura, artesanía a fuego lento

La gama del Mazda CX-5 2021 se enriquece también con la llegada de la serie especial Homura, que en japonés significa ‘fuego’ o ‘llama’, y que se traduce en una visión todavía más pasional y elegante del modelo.

Su imagen exterior gana un punto de presencia gracias a los retrovisores acabados en negro y las llantas de aleación de 19 pulgadas, que recogen el mismo tono. Con ello se consigue un conjunto sobrio y exquisito que puede combinarse con cualquiera de los 10 colores de carrocería disponibles.

En el interior, la tapicería de los asientos combina símil cuero y piel vuelta sintética (para no utilizar materiales de origen animal y reforzar el respeto al medio ambiente), y suma pespuntes a la vista en color rojo. Además, las plazas delanteras están calefactadas y el conductor dispone de ajuste eléctrico en su butaca, para poder acomodarse de una forma más sencilla y natural.

Esta nueva variante, que supone el culmen actual del SUV medio de Mazda, puede asociarse a las mecánicas de gasolina de la gama, los Skyactiv-G de 165 y 194 CV.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no