Actualidad

Mercedes Clase A 2018, otro gran paso de un modelo revolucionario

El compacto abrió una nueva era para la marca en 2012 y su tercera generación incide en los aspectos que lo convirtieron en un éxito.

mercedes clase A

La nueva generación del compacto acentúa sus líneas.

Cuando la tercera generación del Mercedes Clase A vio la luz en 2012 no solo supuso un cambio radical para el modelo, dejando atrás su imagen de monovolumen para entrar en el segmento de los compactos, sino que también inició una revolución que se ha extendido hasta cada rincón de la marca alemana. Hoy el nuevo Mercedes-Benz Clase A 2018 confirma el éxito y lo continúa.

A primera vista, su imagen resulta familiar. Sus dimensiones son similares, aunque crece la distancia entre ejes en 30 mm y la anchura del eje delantero en 14 mm, lo que cambia las proporciones alargando el capó y dando más aplomo al conjunto. El frontal, formado por parrilla y grupos ópticos, ocupa una posición más baja y las entradas de aire le aportan más agresividad. En la zaga, el portón divide los pilotos y está rematado por un pequeño alerón; el difusor aloja dos salidas de escape en los acabados más deportivos.

El crecimiento de la distancia entre ejes repercute directamente de la habitabilidad, ya que ofrece más espacio en todas sus cotas: 35 mm más para los codos, 9 mm para los hombros y 7 mm para la cabeza en las plazas delanteras; y 36 mm, 22 mm y 8 mm más, respectivamente, en los asientos traseros. El aumento se deja sentir también en la capacidad del maletero, que, con 370 litros, es 29 mayor que la de su predecesor. La marca también ha aumentado las posibilidades de los huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo.

Mirando al interior, uno de los puntos en los que hay que detenerse es en el sistema MBUX, siglas de Mercedes-Benz User Experience. Se trata de un nuevo sistema multimedia que busca mejorar la experiencia del usuario y que llega cargado de novedades. El cuadro de instrumentos y la consola central pueden ser pantallas de 7 o 10 pulgadas; el primero muestra a hasta tres niveles de información y se puede personalizar con tres diseños, mientras que la consola central es táctil y permite tanto imágenes 3D como realidad aumentada. Como elemento añadido, el sistema Linguatronic permite utilizar comandos de voz (y para activarlo solo hay que decir “Hey Mercedes”).

Es solo la punta de su apartado tecnológico, al que se suman numerosos asistentes de conducción procedentes del Mercedes Clase S (asistente de cambio de carril, parada de emergencia, mantenimiento de distancia de seguridad, asistente de frenada activa, etc.), así como funciones de conducción semiautónoma.

En su lanzamiento estará disponible con tres versiones mecánicas. El A 180 d será el único diésel y el menos potente de la gama, con un bloque 1.5 de 116 CV y 260 Nm de par; utilizará un cambio automático 7G-DCT y homologa 4,1 l/100 km. El gasolina de acceso será el A 200, con un motor 1.4 de 163 CV y 250 Nm, asociado al mismo cambio automático de doble embrague (5,1 l/100 km) o a uno manual de seis marchas (5,6 l/100 km). El A 250 será el más potente, con un bloque 2.0 de 224 CV y 350 Nm  (cambio 7G-DCT y consumo de 6,0 l/100 km). De serie contarán con tracción delantera, aunque en algunos casos estará disponible la tracción integral 4MATIC.

Mercedes Clase A 2018

En cuanto a equipamiento, el Mercedes Clase A 2018 básico cuenta con lo siguiente: sistema multimedia MBUX, aire acondicionado automático, acceso y arranque sin llave, selector de modos de conducción, volante multifunción con botones táctiles y sensor de lluvia y luz. A esto se pueden sumar las líneas Progressive y AMG Line, cada una con sus elementos propios. Hay que aclarar que en el mercado español la versión Progressive es de serie, por lo que todos los Clase A contarán, entre otros elementos, con detalles cromados, llantas de 17 pulgadas, molduras de carbono interiores y el tapizado de símil de cuero.

La variante AMG Line cuenta con un kit de carrocería específico, frenos con el logo de marca, dirección más precisa y un tren de rodaje con la altura rebajada. Como guinda, también se puede optar por el paquete Night, aplicable a ambas líneas, que suma llantas de 18 pulgadas, retrovisores negros, parrilla con efecto diamante y cristales traseros tintados.

Como es habitual en la marca, durante el primer año de su comercialización se podrá adquirir la versión Edition 1, que parte de la AMG Line y cuenta con faros  LED High Performance, llantas de 19 pulgadas, inserciones en color Edition Green y elementos en tono oscuro.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no