Actualidad

Mercedes GLE 2019, más tecnológico que nunca

El SUV presenta un importante rediseño, aumenta el espacio interior, recibe el sistema de infoentretenimiento MBUX y un sistema eléctrico de 48 voltios.

Mercedes GLE

Suaviza su diseño, aumenta su espacio interior y cuenta con más tecnología.

El Mercedes GLE estrena su segunda generación (técnicamente es la cuarta, si se consideran las dos del ML del que procede) buscando ofrecer su mejor cara: renueva diseño, es más grande y cuenta con más tecnología que su predecesor.

Sigue siendo un vehículo grande y de estética imponente, pero relaja sus formas y apuesta por un diseño más redondeado que le suaviza el carácter. El músculo sigue presente, como manifiestan las llantas, las protecciones inferiores, la parrilla y las entradas de aire, pero pasado por un tamiz relajado que sienta bien a un SUV cuyo principal público son las familias.

Pensando en ellas, y en todo aquél que valore el espacio interior, una característica clave en este tipo de vehículos, el todocamino alemán ahora ofrece una batalla 80 mm mayor, algo de lo que benefician los pasajeros que ocupen la segunda fila de asientos. En estas plazas se ha aumentado en 69 mm el espacio para las piernas y 33 mm el disponible para la cabeza, con lo que crece el confort.

En las delanteras lo que más llama la atención es el sistema de infoentretenimiento MBUX, que combina dos pantallas, una para el cuadro de instrumentos y otra para la consola central, en una única superficie. En el caso del Mercedes GLE 2019 de serie ya miden 12,3 pulgadas cada una. También destaca el peculiar reposabrazos central, que se abre en dos partes, una para cada pasajero, dejando hueco en la zona central para distintos controles. Por último, el maletero también ve ampliada su capacidad hasta los 825 litros, 2.055 si se abaten los asientos traseros.

Cuando se lance al mercado, previsto para comienzos de 2019, solo se comercializará en una versión, el GLE 450 4MATIC con motor 3.0 de 367 CV y 250 Nm de par. Su peculiaridad es que se combina con un sistema eléctrico de 48 voltios de hibridación ligera que le otorga diversos beneficios, como el modo EQ Boost para añadir una potencia extra de 22 CV en momentos puntuales, o el tren de rodaje hidroneumático activo, que regula de manera independiente la suspensión en cada rueda.

La mecánica se completa con la transmisión automática 9G-TRONIC y con un sistema de tracción integral variable 4MATIC que permite variar la entrega de fuerza entre uno y otro eje del 0 al 100%.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no