Actualidad

Nuevo BMW M5: 600 CV para ponerse a 100 km/h en 3,4 segundos

Es, además, el primero de la historia en montar tracción integral a las cuatro ruedas. Con tres modos de conducción, también permite elegir propulsión trasera.

BMW M5

La versatilidad y el alma de un deportivo.

Con el lanzamiento de la nueva Serie 5 todos los ojos estaban puestos en su futura versión M5. Y después de los numerosos detalles que ha ido desgranando BMW, por fin está aquí: así es el BMW M5 2018, un modelo que trae interesantes novedades a la saga.

La más importante es que por primera vez deja de lado su característico sistema de propulsión trasera y propone la tracción integral. El  M xDrive cuenta con un diferencial trasero y ofrece al conductor tres modos de funcionamiento, según lo que le apetezca en cada momento: el 4WD es el básico, el 4WD Sport envía algo más de fuerza al eje trasero (y permite que las ruedas deslicen más) y en el 2WD todos los caballos van a las ruedas posteriores.

La presencia una tracción 4×4 supone un peso extra que, sin embargo, no aumenta el del conjunto: de hecho, con sus 1.855 kilos es incluso más ligero que su predecesor. ¿Cómo es posible esto? Se han empleado gran cantidad de materiales ligeros como la fibra de carbono para el techo, el aluminio en el capó o la aleación en las llantas de 19 pulgadas. De manera opcional el cliente puede conseguir que el M5 pese hasta 23 kilos menos si monta las llantas de 20 pulgadas y los frenos carbocerámicos de alto rendimiento.

A su recién estrenada ligereza se suma una potencia superior a la del antiguo M5 para ofrecer un cóctel todavía más potente. Bajo el capó cuenta el conocido motor 4.4 V8 Twin Turbo, pero con suficientes mejoras (lubricación, escape, refrigeración, dos nuevos turbocompresor…) como para llevarlo hasta los 600 CV y los 750 Nm. Una caja automática (no hay posibilidad de manual) de ocho velocidades se encarga de digerirlos para acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar los 250 km/h de punta (305 km/h si se opta por el Driver’s Package).

A pesar de tamaño potencial y de ser la variante más radical del modelo, este BMW M5 es bastante discreto. Su deportividad queda patente, pero su diseño no se pasa de agresivo: paragolpes específicos, marcados nervios en capó y laterales, definidos pasos de rueda y difusor con dos salidas de escape dobles.

En septiembre se abren los pedidos, las primeras unidades llegarán en primavera y su precio, al menos en Alemania, arranca en los 117.900 euros.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no