Actualidad

Oro y carbono en el Brabus 850

El preparador presenta un llamativo color para su trabajo, un Mercedes S63 AMG potenciado hasta los 850 CV y 1.450 Nm.

Oro y carbono en el Brabus 850

A estas alturas quien conozca a Brabus es consciente de que sus trabajos apuestan por una cantidad ingente de caballos pero, por decirlo suavemente, no son el mejor ejemplo de discreción y buen gusto en cuanto a estética. El preparador quiere que la gente gire la cabeza al cruzarse con uno de sus modelos y, ¿qué mejor manera hay para conseguirlo que una pintura dorada?

Ya conocíamos al Brabus 850, pero ahora recibe una vuelta de tuerca extra gracias al color oro satinado de su carrocería y al añadido de unas prótesis de carbono en el paragolpes delantero, las entradas de aire y los pasos de rueda. La fibra también está presente en las carcasas de los retrovisores, el pequeño alerón trasero y el difusor.

A los que el exterior del modelo les parezca demasiado estridente, mejor que no se asomen al interior. Para que el habitáculo esté conjuntado con la carrocería, el preparador ha repetido los tonos dorados, aunque combinados con el color blanco para dar forma a la tapicería de cuero de asientos, puertas, salpicadero… Para rematar el conjunto hay varias partes que lucen un acabado en negro piano.

Teniendo en cuenta que la preparación parte de un Mercedes S63 AMG, no era difícil que el resultado mecánico fuese imponente. Brabus ha cogido el motor 5.9 V8 biturbo original y le ha cambiado los turbos y el compresor para extraer de él 850 CV (265 más que el de serie) y un par salvaje de 1.450 Nm, que están limitados a ‘solo’ 1.150 para preservar la integridad de todo el sistema.

Y bien, ¿opiniones?

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no