Actualidad

Los requisitos para comprar coche con las ayudas del Gobierno

Las subvenciones incluyen a los coches diésel y de gasolina, y van desde los 400 a los 4.500 euros. Podrán llegar hasta 5.500 con la aportación de las marcas.

Plan Renove

Una campa con centenares de vehículos sin matricular.

No se llama oficialmente así, pero es el nuevo plan Renove del Gobierno de Pedro Sánchez. Y trae ayudas que van de los 400 a los 4.500 euros, más lo que aporten los fabricantes, para actualizar el parque automovilístico español.

Sin distinción, da igual qué tipo de energía utilicen: en el nuevo plan de renovación, dotado con 350 millones de euros de presupuesto, están incluidos los coches diésel y de gasolina, aunque la subvención es mayor cuanto menos contamine el modelo adquirido. Y, como otra de las grandes novedades, permite adquirir, en algunos casos, coches kilómetro cero.

Como requisitos principales, los conductores accederán a las ayudas del plan Renove si mandan al desguace un coche de más de diez años y si adquieren vehículos con calificación energética A o B, lo que traducido al lenguaje de la calle equivale a modelos con etiquetas C, ECO o Cero de la DGT. Estos últimos son los incluidos en la segunda edición del Plan Moves, que cuenta con 100 millones de los 350 millones presupuestados y que no exige achatarramiento de un coche antiguo.

Uno de los objetivos del plan de rescate para la automoción preparado por el Gobierno es insuflar nueva vida a las carreteras españolas, porque, como argumenta Moncloa, la antigüedad media de los vehículos es de 12,7 años y el mercado de vehículos de más de 20 años –más contaminantes y menos seguros– ha crecido un 18% en los últimos años.

El plan Renove

Dotado con 250 millones de euros para 2020, el programa (que no se llama oficialmente plan Renove, pero como tal se considera) está gestionado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y destinará 230 millones a la compra de turismos y vehículos comerciales ligeros (otros 20 se dedicarán a vehículos pesados). Estas son los requisitos y otros detalles que deben tener en cuenta quienes quieran comprar un coche nuevo.

  • Achatarramiento de un vehículo de al menos 10 años de antigüedad. El coche debe tener la ITV vigente a la entrada en vigor del programa de ayuda (o del estado de alarma) para garantizar que se trata de un vehículo que efectivamente se encontrara en circulación. Además, debe haber sido propiedad al menos durante un año del beneficiario de la ayuda o de un familiar de primer grado. De este modo se pretenden evitar posibles distorsiones en el mercado de segunda mano.
  • El coche nuevo de contar con calificación energética A o B (el 45% más eficiente de la oferta). Además, deben homologar emisiones de CO2 inferiores a 120 g/km, o que se trate de vehículos de energías alternativas.
  • Se establece un límite superior de precio para los turismos de 35.000 euros, que se eleva a 45.000 euros en caso de personas con movilidad reducida.
  • Se permitirá la adquisición de vehículos usados matriculados a partir del 1 de enero de 2020, para facilitar que los concesionarios den salida a los vehículos automatriculados que tienen en stock.
  • Esta subvención no es acumulable a las del plan Moves para una misma adquisición.
  • Se recibirá una ayuda adicional si se achatarra un vehículo de más de 20 años.
  • También obtendrán una ayuda adicional los beneficiarios con movilidad reducida y aquellos que pertenezcan a hogares con unos ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros.
  • Los particulares o autónomos (personas físicas) solo podrán adquirir un vehículo. Las personas jurídicas, 30.

El plan Moves

Uno de los pilares del proyecto de rescate del Gobierno es la segunda edición del Plan Moves, dotado con 100 millones de euros –frente a los 65 del año pasado– y con un objetivo primordial: “El impulso de la movilidad sostenible y eficiente”.

Según la asociación empresarial para el desarrollo de la movilidad eléctrica (Aedive), se trata de “una declaración de principios y una visión clara de hacia dónde vamos, hacia dónde debemos ir y cuáles son los desafíos que tenemos por delante en la Automoción y en la Movilidad”, en palabras del director general de Aedive, Arturo Pérez de Lucia, que destaca que para acceder a las ayudas el plan Moves “no exige” achatarrar un vehículo.

El Gobierno prevé que cada millón de euros destinado al plan Moves supondrá la “generación de entre 3,6 y 4,1 millones de euros adicionales al PIB nacional y un aumento de los ingresos fiscales de entre 1,5 y 1,6 millones de euros”. La gestión de los fondos será previsiblemente algo más lenta, ya que dependerá en parte de las comunidades autónomas. 

  • El beneficiario no tiene necesidad de achatarrar un vehículo.
  • Se establece un límite superior de precio para los vehículos con etiqueta CERO de 45.000 euros.
  • Se incluyen turismos, furgonetas, autobuses y autocares, camiones, motos y cuadriciclos.

Las ayudas del Gobierno

Las cuantías de las ayudas para particulares y autónomos establecidas en el plan Renove y en el Moves, en el caso de los turismos, dependen del destinatario de la ayuda, de la etiqueta ambiental de la DGT (Cero, ECO o C) y de la clasificación energética del modelo (etiquetas A y B):

  • Modelos etiqueta Cero: 4.000 euros
  • Modelos etiqueta ECO: 1.000 euros (calificación energética A) / 600 euros (B)
  • Etiqueta C: 800 euros / 400 euros
  • Estas cuantías se incrementarán en 500 euros para personas que vivan en hogares con ingresos mensuales inferiores a 1.500 euros, para personas con movilidad reducida o si se achatarran vehículos de más de 20 años.
  • Los fabricantes deberán añadir “un descuento obligatorio y equivalente de la misma cuantía que la ayuda estatal, excepto en caso de los vehículos de etiqueta Cero, en que el descuento será de 1.000 euros”.

El enfado del sector de las motos

Tras la presentación del plan Renove del Gobierno han aparecidos algunas voces discordantes. Se quejan, por ejemplo, los fabricantes de motos. La patronal del sector, Anesdor, critica que en el desarrollo del plan “han participado todos los segmentos a excepción de la moto”. En España hay más de cinco millones de motocicletas, con una antigüedad media de 16,4 años, y su comercialización representa el 13% de las matriculaciones de vehículos.

“La realidad es que, a pesar del anuncio público del presidente del Gobierno [de la puesta en marcha del plan], las empresas del sector de la moto desconocen cómo les afecta su contenido, más allá de la información transmitida por la prensa”. Lo cierto es que, al menos en la nota difundida por Moncloa, solo se menciona el caso de las motocicletas eléctricas dentro del plan Moves, quedando fuera de las ayudas las que recurren al habitual motor de combustión.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no