Actualidad

Por qué los viernes deberías tener más cuidado al conducir

UNESPA ha presentado su informe anual sobre los accidentes leves en España, que en 2018 alcanzaron su nivel más alto desde 2010.

ciudades mas seguras españa

Los accidentes leves son aquellos sin daños personales para los ocupantes del vehículo.

Un ligero despiste y la colisión resulta inevitable. Un pequeño golpe de chapa, sin  consecuencias físicas para los ocupantes de ninguno de los vehículos. En una gran ciudad, en un atasco en los accesos o incluso en una vía de circunvalación. Así, hasta 1,93 millones de veces el pasado año en España. Es el balance sobre accidentes leves durante 2018 que ha presentado UNESPA (Asociación Empresarial del Seguro) con los datos recopilados por TIREA, la empresa informática encargada de la gestión de liquidación de percances.

La cifra representa un ligerísimo incremento del 0,11% respecto al ejercicio precedente (que podría ser superior al no haberse computado por el momento los datos correspondientes al mes de diciembre), lo que supone el mayor número de estos incidentes desde 2010, cuando se produjeron 1,98 millones de accidentes leves. Según UNESPA, el incremento se justifica en parte por el ciclo económico favorable, cuando circulan un mayor número de vehículos y muchos de ellos en el entorno urbano, donde son mucho más frecuentes estos percances.

Por este mismo motivo, las provincias donde son más numerosos se corresponden con aquéllas en las que se localizan grandes ciudades. El pasado año la mayor siniestralidad fue para Madrid, con 253.206 colisiones, por delante de Barcelona (199.338) y Valencia (100.998). No son, sin embargo, datos equiparables a los relativos, los que relacionan los incidentes con la densidad de población. La estadística correspondiente a accidentes por cada 100.000 habitantes deja en la situación más delicada a Melilla (5.320), Baleares (5.220) y Málaga (5.080).

Precisamente en Melilla se apreció el mayor crecimiento de siniestros, superando en el 5,91% a los registrados en 2017, por delante de Castilla y León (2,59%) y Canarias (2,28%). En el lado contrario de la balanza, los datos fueron favorables para Asturias con un descenso interanual de accidentes del 2,05%, al igual que en País Vasco (-0,96%), Castilla-La Mancha (0,64%) y Navarra (-0.59%). Preocupante en cuanto a provincias resulta un incremento del 8,12% en las colisiones computadas en Segovia.

No sólo del dónde dependen los accidentes leves, también influye el cuándo, según los datos facilitados por UNESPA. La época del año, los meses e incluso los días señalan diferencias significativas en los siniestros, casi siempre en correspondencia con los flujos de tráfico que se producen en esos momentos.

En verano la circulación es menos densa en las grandes ciudades y el riesgo disminuye consecuentemente; de hecho, en 2018 el mes con menos incidencias de este tipo fue agosto, con 142.296, cifra muy inferior a los 177.547 choques de octubre. Otro mes positivo, por el mismo motivo del descenso del tráfico urbano, fue diciembre (147.612), muy similar al de febrero (147.989) aunque en este caso se justifica por la la reducción de jornadas a 28.

Accidentes

Promedio de accidentes por días de la semana. / Unespa

¿Y qué días de la semana son los más propensos para verse involucrado en una de estas colisiones? Pues claramente el viernes, cuando son más los conductores que optan por utilizar su vehículo para iniciar el fin de semana, provocando un  promedio de 6.351 siniestros al día. Tampoco se suele empezar la semana con buen pie, ya que los lunes el número llega a 6.251 colisiones, que contrastan con las 2.899 de los domingos, el día más tranquilo en de la semana en todos los sentidos: un tráfico urbano reducido limita los choques a una media de 2.868, un millar menos que los sábados.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no