Actualidad

Salón de Pekín: de la moda de los todocamino a los eléctricos de bajo coste

Son las tendencias de moda en China y se reflejan en su salón del automóvil, donde tampoco faltan novedades mundiales como el nuevo Renault Koleos.

Salón de Pekín: de la moda de los todocamino a los eléctricos de bajo coste

El nuevo Koleos se posiciona en la zona alta de la gama SUV de Renault.

Ralentización del crecimiento, auge imparable de los SUV y electrificación low cost. El mercado chino, 21,2 millones de automóviles y casi 25 millones sumando vehículos comerciales y camiones en 2015, sigue creciendo, pero a un ritmo menos acelerado que en años anteriores (+4% en el primer trimestre de 2016). Sin embargo, el aumento de las ventas se está centrando ahora en los modelos más sencillos y económicos, que son los que producen las marcas locales, mientras los de importación y los que elaboran las alianzas y empresas mixtas de fabricantes extranjeros y chinos, con calidades y tecnologías superiores, permanecen estancadas.

Además, se mantiene el auge de los SUV, los todoterrenos modernos, y el Gobierno chino acelera la electrificación del parque automovilístico incentivando la producción y las ventas de modelos eléctricos ‘low cost’  para que sean accesibles a un mayor número de consumidores. Estos nuevos coches a pilas de bajo precio (hasta un 25% inferior a modelos similares, como los Nissan Leaf o Renault ZOE) y calidades elementales están fabricados en su gran mayoría por las marcas chinas, y se están convirtiendo en un auténtico reto para los fabricantes occidentales, que tendrán que hacer un gran esfuerzo de imaginación para reducir sus costes y poder competir si no quieren quedarse fuera de este mercado.

En el plano comercial,  los estrenos de los nuevos Renault Koleos y Mazda CX4 son lo más interesante entre los modelos que van a llegar a Europa. Y también el prototipo T-Prime de VW, un aperitivo que adelanta la espectacular vestimenta del próximo Touareg.

El Koleos se sitúa un escalón por encima del Kadjar que se produce en Valladolid, y comparte elementos del chasis del Nissan X-Trail y también de los Renault Espace y Talismán, aunque la versión destinada a Europa se fabricará en Corea del Sur. Mide 4,67 metros de largo, tiene cinco plazas y llegará a España a principios de 2017, pero todavía no tiene precio. Destaca por la personalidad del frontal, muy similar al del Talismán, tiene un interior muy amplio, con casi 29 centímetros de espacio en la zona de las rodillas de las plazas traseras, y un maletero récord de 624 litros. Además, compartirá la tracción 4×4-i All Mode de Nissan, lo que unido a una altura libre al suelo de 21,3 centímetros, le otorgará mejores recursos que sus competidores para circular fuera del asfalto. Y se venderá en 80 países.

El Mazda CX-4 es otra de las estrellas de Pekín y destaca por su línea exquisita y estilizada, casi de cupé. Mide 4,63 metros, 8 centímetros mas que el CX-5 que se vende en Europa, lo que podría anunciar que la próxima generación de éste crecerá en tamaño. Pero el CX-4 tiene una linea casi cupé inspirada en el CX-3 que estiliza mucho su figura y equivaldría a un BMW X4. Y al contrario que su hermano pequeño, su atractivo diseño no sacrifica el espacio de las plazas traseras que son amplias, ni tampoco le impide ofrecer un buen maletero. En China se venderá con dos motores de gasolina: 2.0 de 158 CV y 2.5 de 192 CV, ambos con cambio automático de seis marchas, pero Mazda aún no ha confirmado su llegada a Europa.

El que si llegará los mercados occidentales es el nuevo VW Touareg, cuya imagen adelanta el prototipo VW T-Prime GTE Concept. Se presenta como coche concepto híbrido enchufable, pero muestra el diseño de la tercera generación del Touareg, prevista para 2017.  En este caso equipa un motor 2.0 TSi de gasolina con 248 CV y otro eléctrico de 134 CV que suman en total  375 CV y van acoplados a un cambio automático de ocho marchas. Por lo demás, mide 5,07 metros de largo y puede recorrer los primeros 50 kilómetros con las baterías. Pero lo más llamativo es que estrena una espectacular instrumentación virtual denominada Curved Interaction Area, que integra en una sola pantalla curva todo el cuadro de instrumentos y la consola central y permite manejar los mandos de los accesorios con la voz o también de forma gestual.

vw t prime

La novedosa instrumentación presentada en este prototipo VW. / VW

Además, en Pekín se presenta también la puesta al día del Lexus IS, que estrena una estética mucho más futurista y radical, sobre todo en el frontal. Llegará a Europa en 2017 sin cambios mecánicos reseñables. Y también se desvelan las versiones RS de los Audi TT y TT Roadster, su versión descapotable, que incorporan un nuevo motor turbo de cinco cilindros y 400 CV, 60 CV más que la generación interior. El resultado se traduce en unas prestaciones espectaculares, porque con la ayuda de la tracción Quattro acelera de 0 a 100 km/h en solo 3,7 segundos, como los mejores Ferrari.

En Pekín se presenta también el Smart Forfour Brabus, con un motor 0.9 turbo de gasolina y 109 CV que permite alcanzar 100 km/h en 9,5 segundos y llegar a 180 km/h.

Por último, varias marcas europeas presentan versiones alargadas pensadas para el mercado chino, como el BMW X1 Long Wheelbase o el Jaguar XFL,  y otros modelos específicas para este mercado, como el Citroën C6 o el DS4S. Además, Infiniti ha mostrado el QX  Sport Inspiration Concept, que muestra el lenguaje de diseño de los futuros SUV de la división de lujo japonesa.

Además, en Pekin se pueden ver también los dos extremos del mercado chino, desde los coches low cost más económicos a monstruos como el Karlman King de Zhiche Auto,  que cuesta nada menos que 1.700.000 euros.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no