Actualidad

Sete Gibernau, de las carreras a la ecomovilidad

El piloto de motociclismo abandona el Mundial de MotoE para centrarse en la organización de un gran encuentro global.

Sete

Sete Gibernau, en una imagen de archivo de su época de piloto de motos.

Sete Gibernau se retira definitivamente de la competición motociclista para ponerse al frente de la organización de un gran encuentro global sobre ecomovilidad. Así lo ha comunicado hoy en el circuito de Cheste (Valencia) el que fuera subcampeón mundial de MotoGP en 2003 y 2004, que esta temporada había regresado a los circuitos para participar en la primera edición de MotoE, el certamen destinado a motos eléctricas enmarcado en los grandes premios de velocidad.

El catalán ha querido tener esta intensa experiencia previa con vehículos sin emisiones como parte de su preparación para asumir el reto de liderar un ambicioso evento internacional en el que se abordarán los grandes retos de la movilidad que viene. Lo ha explicado el propio piloto en una rueda de prensa coincidiendo con la última prueba del Mundial de MotoGP en el trazado Ricardo Tormo: “Desde hace ya un tiempo formo parte de una coalición de emprendedores e instituciones a la que me he dedicado en cuerpo y alma, con el objetivo de consolidar un congreso mundial, a modo de foro de debate universal, sobre el conflicto urbano existente entre los vehículos de combustión, los legisladores y los vehículos de movilidad personal en las grandes ciudades del mundo occidental”.

Gibernau ha puntualizado que el proyecto va mucho más allá de los habituales encuentros sobre ciudades inteligentes que se celebran en diferentes lugares del mundo, puesto que su intención es vincular a todos los actores implicados en la nueva movilidad para que debatan, compartan y busquen soluciones a este  problema global: “Queremos reunir a los presidentes de las grandes compañías mundiales del automóvil, de la motocicleta y de los mas principales productores de los vehículos de movilidad personal, así como a los alcaldes de las ciudades más representativas del mundo, tanto en población como en experiencia legislativa entre este tipo de vehículos y movilidad del mundo occidental”.

El catalán se ha mostrado entusiasmado con el reto profesional al que se enfrentará a partir de ahora, tanto por su trascendencia como por la oportunidad que supone para aplicar su experiencia en el mundo del motor, adquirida durante tanto años en la competición del máximo nivel: “El mayor de los objetivos de este congreso mundial no es otro que la búsqueda de la legislación más eficiente para el tránsito y ubicación de todos los vehículos involucrados en la ecomovilidad, con una finalidad suprema: el ciudadano, el peatón”.

En las próximas semanas, las personas y entidades implicadas en esta iniciativa ofrecerán detalles sobre su identidad, su lugar de celebración y su fecha, algo que por el momento Gibernau ha preferido no desvelar. Lo que sí tiene claro el ya expiloto es lo mucho que está en juego en este debate: “No se trata de saber si la electrificación es el presente o el futuro, queremos conocer hacía dónde vamos y debatir el conflicto que existe entre las diferentes alternativas energéticas. Es imprescindible coordinarse y establecer unas directrices que nos ayuden a dar sentido a lo que hoy no lo tiene. Y es urgente, no podemos esperar más porque es algo que nos afecta a todos”. 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no