El Skoda Fabia 2018 dice adiós a los motores diésel | Actualidad | Motor EL PAÍS

Actualidad

El Skoda Fabia 2018 dice adiós a los motores diésel

El compacto actualiza su imagen, suma equipamiento tecnológico y ofrece sólo propulsores de gasolina.

El compacto checo actualiza su imagen, suma añadidos tecnológicos y limita la gama a cuatro motores de gasolina de entre 60 y 110 CV.

Otra novedad que se desvela antes del Salón de Ginebra 2018, al menos sus primeros datos: el Skoda Fabia recibirá una puesta al día de mitad de generación que, si bien no trae grandes cambios estéticos consigo, sí mejora la calidad del modelo y modifica su gama mecánica.

Y es que Skoda ha decidido eliminar todas las opciones diésel de la oferta del compacto, dejando solo cuatro motores de gasolina entre los que elegir. Los menos potentes son los 1.0 MPI tricilíndricos de 60 y 75 CV, y por encima están los TSI, también de tres cilindros y un litro, que desarrollan 95 y 110 CV. Todos se asocian a cajas de cambio manuales, pero el de 110 CV dispone como opción de una transmisión DSG de siete relaciones.

Skoda Fabia

En lo referente a su imagen, además de pequeños cambios en la parrilla y los paragolpes, el añadido más importante es la incorporación de tecnología LED en los grupos ópticos, tanto delanteros como traseros. Como último toque, se amplían los diseños disponibles de llantas, incluidas unas de  18 pulgadas para la carrocería de cinco puertas.

En el interior son pequeños detalles los que marcan la diferencia. La consola central puede estar formada por una pantalla de 6,5 pulgadas que da soporte al sistema de infoentretenimiento Swing, compatible con smartphones y que puede instalar un sistema de navegación con información del tráfico en tiempo real. La dotación tecnológica se completa con la alerta de tráfico posterior, el sistema de detección y aviso de ángulo muerto y el asistente de luces.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no