Actualidad

Un Dodge Challenger con 819 CV de músculo americano

La versión tope de gama del ‘muscle car’, el SRT Super Stock, acelera de 0 a 100 km/h en 3,25 segundos y completa el cuarto de milla en solo 10,5.

Dodge Challenger SRT Super Stock

El Challenger SRT Super Stock es la versión más extrema del modelo.

El mundo de los muscle car americanos está repleto de modelos de imponente imagen y sobrados de caballos, así que cuando una marca anuncia su nuevo vehículo definiéndolo como “el más potente y rápido del mundo” seguro que se trata de algo importante. El que dice ostentar dicho título ahora es el Dodge Challenger SRT Super Stock, una nueva vuelta de tuerca para el conocido automóvil.

El Challenger siempre ha tenido en su gama versiones de altas prestaciones, y esta nueva se inspira en los ejemplos más recientes, tanto el Redeye como el Demon, que vio la luz en 2018 y se coronó como el rey de la aceleración en el cuarto de milla.

De hecho, el nombre de esta nueva variante se debe a la categoría Super Stock de los campeonatos de drag race. Su diseño está basado en la carrocería ensanchada del modelo y puede estar pintado en 13 colores distintos, pero más allá de ellos no presenta ninguna otra diferencia respecto al Challenger convencional. Los cambios, que son muchos, se centran en su apartado mecánico.

Es imposible empezar por otro lugar que no sea su motor. Cuenta con un bloque 6.3 HEMI V8 sobrealimentado que entrega 819 CV de potencia y 959 Nm de par máximo, que están gestionados por una caja de cambios automática de ocho velocidades y un sistema de tracción trasera equipado con un diferencial de deslizamiento limitado.

Dicha configuración le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,25 segundos, completando el cuarto de milla (402, 34 metros) en solo 10,5 segundos. Por otra parte, tiene una velocidad máxima limitada a 270 km/h para mantener la integridad de los neumáticos.

A esto se suma la suspensión adaptativa firmada por Bilstein, el sistema de frenos de alto rendimiento de Brembo, el selector con cuatro modos de conducción (Auto, Sport, Track y Custom) y una dotación que equipa de serie todos los paquetes opcionales del Challenger convencional.

Dodge Challenger SRT Super Stock

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no