Actualidad

Un estudio científico chino usa cerdos vivos en pruebas de choque

Los investigadores publicaron sus conclusiones en la revista 'International Journal of Crashworthiness'. Siete animales fallecieron durante los test.

Un estudio científico chino usa cerdos vivos en pruebas de choque

La investigación la firman Qiaolin Wang, Hongyi Xiang, Sishu Guan, y otros. / International Journal of Crashworthiness

Las imágenes son impactantes y también la explicación que las acompaña. Un grupo de científicos chinos utilizó cerdos vivos en lugar de maniquíes en varias pruebas de choque para investigar las consecuencias de un accidente en su cuerpo. El resultado fue la muerte de siete animales jóvenes después de soportar impactos contra la pared a unos 50 kilómetros por hora. 

Según ha publicado el diario británico The Independent, otros ocho cerdos sufrieron heridas, entre ellas fracturas de huesos, hemorragias y lesiones en varios órganos. El objetivo de la investigación, publicada en la revista especializada International Journal of Crashworthiness, era probar la eficacia de diferentes cinturones de seguridad para niños: sujeciones para el pecho, el abdomen y cinturones cruzados.

Los científicos justifican el uso de cerdos jóvenes porque su estructura anatómica es similar a la de los niños de aproximadamente seis años, y no descartan realizar más experimentos en el futuro.  

Estas prácticas no son exclusivas de China, pero es cierto que ya no son habituales en Occidente desde hace muchos años. En Estados Unidos, por ejemplo, se dejaron de realizar pruebas con cerdos en la década de los noventa. 

En otras épocas los investigadores también han recurrido al uso de cadáveres humanos para observar después el estado de los órganos internos, pero actualmente los test se realizan con maniquíes específicos (los llamados dummies, utilizados por las marcas y por el laboratorio Euro NCAP, por ejemplo), con imágenes en 3D o con muñecos digitales.

El propio resumen de los autores del estudio especifica algunos de los resultados: “Las lesiones detectadas fueron abrasión, contusión, laceración, sangrado y fractura. Todos los animales sufrieron lesiones múltiples […]. Los pulmones se lesionaron con mayor frecuencia, seguidos de bazos y hígados”. 

El estudio es de principios de año, pero el artículo de The Independent lo trae ahora a la actualidad. La organización de derechos de los animales PETA, según el diario británico, tilda de “bárbaras” unas pruebas que terminaron con los cerdos «ensangrentados, magullados y destrozados». 

La investigación la firman Qiaolin Wang, Hongyi Xiang, Sishu Guan, y otros. / International Journal of Crashworthiness

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no