Actualidad

El inesperado uso en las vías del tren de los neumáticos reciclados

Una empresa italiana reutiliza plásticos y polvo de caucho para fabricar traviesas, y sobre ellas coloca placas solares.

neumáticos reciclados

Las traviesas fabricadas con caucho de neumáticos reciclados.

De las autovías a las vías del tren. Una de las múltiples segundas vidas de los neumáticos es convertirse en traviesas de ferrocarril, y así ocurre por el trabajo de una empresa italiana llamada Greenrail. A partir de gomas recicladas, esta compañía milanesa fabrica un elemento similar a los maderos sobre los que tradicionalmente descansan los rieles metálicos.

Lo hace con una mezcla de caucho fuera de uso y de plástico reciclado, mitad y mitad, de modo que se reutilizan los neumáticos, se evitan residuos de plástico y, como tercer beneficio medioambiental, se reduce la tala de árboles.  

Por cada kilómetro se reutilizan hasta 35 toneladas de neumáticos, lo que equivale, según datos de la sociedad sin ánimo de lucro Tratamiento Neumáticos Usados (TNU), a la goma de 5.845 neumáticos fuera de uso. Y esto se traduce en un ahorro de 192.000 kilos de CO2, 61.300 litros de petróleo y más de cinco millones de litros de agua por kilómetro. 

El reaprovechamiento del caucho de los neumáticos reciclados, tanto granulado como en polvo, da como resultado usos dispares, como parques infantiles, césped artificial, carreteras (mezclado con asfalto), guardarraíles, monopatines o suelas de calzado. Como contraposición, un neumático mal gestionado puede tardar más de mil años en desaparecer, y en España se desechan cada año más de 300.000 toneladas de este producto.

Según datos de la organización Ecoembes, casi la mitad de esos residuos de neumáticos se abandonan en vertederos donde no se les somete a ningún tipo de tratamiento y se convierten en hábitat perfecto para insectos y roedores. Otras veces son quemados, lo que supone la emisión a la atmósfera de gases elevadamente tóxicos.En el caso de las traviesas recicladas, resultan más estables, su coste de mantenimiento es menor y duran 50 años más que las tradicionales. Por añadidura, Greenrail incorpora en algunas de ellas paneles solares fotovoltaicos que producen cada año hasta 35 megavatios hora por kilómetro.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no