Eléctricos

Aston Martin Rapide E: otro rival de prestigio para Tesla

Será tracción trasera, tendrá más de 610 CV de potencia, una autonomía de 320 kilómetros y podrá recargar su batería en poco más de media hora.

Aston Martin Rapide E

En menos de un año el Aston Martin Rapide E llegará al mercado y ya conocemos sus primeros detalles.

Tras varios años desde que se presentara el prototipo, por fin Aston Martin se ha decidido a hacer públicos los primeros datos oficiales del Aston Martin Rapide E, su deportivo 100% eléctrico que buscará plantar cara a modelos como el Tesla Model S o el Porsche Taycan.

La marca británica no ha escatimado en información, siendo uno de los detalles más importantes la fecha de su llegada al mercado, que está prevista para 2019, aunque todavía no se haya concretado más. Sobre el precio no ofrece detalles, pero se ha confirmado que se tratará de un vehículo de producción limitada del que solo se fabricarán 155 unidades, por lo que la tarifa será elevada.

El Aston Martin Rapide E ha sido desarrollado por la firma en colaboración con Williams Advanced Engineering (WAE) en un largo proceso en el que ambas compañías han tenido que afrontar retos como aplicar la tecnología eléctrica al tren de potencia o montar todos los elementos (motores, baterías, etc.) en el menor espacio posible.

La solución por la que se ha optado es por un sistema de dos motores eléctricos, ambos acoplados al eje trasero, que desarrollan más de 610 CV de potencia y 950 Nm de par máximo. Estos se alimentan por un paquete de baterías que ha sido creado a medida y está situado en la zona que en el Rapide de combustión ocupan el motor, la transmisión y el depósito de combustible.

Está formado por 5.600 celdas con una capacidad total de 65 kWh, lo que según Aston Martin le otorga una autonomía de 320 kilómetros de acuerdo al ciclo WLTP. Además, soportará un sistema de carga rápida tanto en tomas de corriente de 50 kW como de 100 kW, en el primer caso permitiendo recargar en una hora suficiente energía como para recorrer 297 kilómetros, y en el segundo hasta el doble.

El Aston Martin Rapide E está siendo desarrollado conforme al ADN deportivo de la casa británica, algo que queda patente en sus prestaciones: acelera de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos y tiene una velocidad máxima limitada a 250 km/h.

Sobre la firma

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no