Eléctricos

¿Se puede cargar un coche eléctrico con placas solares?

Empiezan a surgir los primeros modelos solares de producción: con los paneles del techo, son capaces de recargar sus baterías sin enchufarse.

Cargar un coche eléctrico con placas solares

Un prototipo de coche solar, en un salón del automóvil.

Tradicionalmente restringidos a prototipos, los coches solares comienzan a llegar, en casos muy contados, a producción. El hecho de utilizar la energía del sol para moverse se postula como una gran ventaja, sobre todo en países soleados, pero es lógico preguntarse hasta qué punto es así. ¿Es posible cargar un coche eléctrico con placas solares?

La respuesta rápida es que sí. Este tipo de vehículos suele tener toda la parte superior cubierta de paneles que absorben la luz y la convierten en electricidad, que se almacena en la batería y se utiliza para mover el motor. Sin embargo, hay ciertos límites.

Recientemente han salido a la luz dos modelos cuya producción en serie tendrá lugar a corto plazo. El primero es el Aptera, que ya acumula 22.000 reservas; y el segundo el Lightyear 0, la versión definitiva de producción de un vehículo que lleva años en desarrollo.

Energía gratis para coches eléctricos

Ambos presumen de autonomías considerables, pero su gran baza a favor es la cantidad de energía gratuita que pueden obtener del sol de manera diaria. El Aptera, en un día soleado, consigue suficiente como para rodar durante 64 kilómetros. El Lightyear va más allá: 70 kilómetros diarios.

Este último, concreta que dicho dato sería en un entorno en el que la mayor parte del tiempo esté despejado, como es España, donde se llevaron a cabo las pruebas de desarrollo. En lugar menos soleado, la cifra se reduciría a 35 kilómetros al día. En el primer caso, la compañía afirma que el coche podría estar hasta siete meses sin enchufarse; en el segundo, dos.

¿Significa esto que con las placas solares no pueden recargarse al completo? No, pero dada la cantidad de energía que pueden recuperar, para conseguir la recarga completa el coche debería estar parado.

Si se circula con él, la electricidad que generar los paneles solares sirven para rellenar parte de la que se pierde en el uso del día a día, lo que sirve para espaciar el tiempo entre una y otra recarga convencional.

Sobre la firma

Apasionado del motor desde pequeño, primero de las motos y después de los coches, con especial predilección por los modelos nipones. Llevo una década dedicándome al sector, formado primero en Autobild y desde entonces en el Grupo Prisa, probando todo lo que haga ruido... o no.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no