Conducir

El durísimo vídeo de la DGT contra el ‘efecto mirón’

Tráfico difunde en redes las imágenes de un accidente causado por la distracción de un conductor, que aparta los ojos de la vía por otro siniestro anterior.

Tráfico lo advierte muchas veces en sus conexiones con las cadenas de radio, más o menos así: “Cuatro kilómetros de retención a causa del efecto mirón por un accidente”. Cuando se ha producido un golpe en la carretera, ya sea en su propio sentido de la marcha o en el contrario, casi sin darse cuenta los conductores ralentizan la marcha para enterarse de lo que pasa. 

Un fisgoneo complicado de evitar, naturalmente humano, pero que dificulta el tráfico sin necesidad, sobre todo porque muchas veces la Guardia Civil y los servicios de emergencias ya se están ocupando del asunto.

El efecto mirón causa despistes y además puede ocasionar un accidente en cadena: las distracciones están detrás de uno de cada tres siniestros mortales en España, según datos de la DGT. Tráfico ha compartido de nuevo un vídeo duro y llamativo al que recurre de vez en cuando para tratar este asunto.   

Cuando se haya producido un accidente, la DGT recomienda circular con normalidad, sin reducir injustificadamente la velocidad, y apartarse lo máximo posible de los vehículos de emergencia. Algo similar recomienda la Organización Nacional de Operarios de CoeX (aquellos que se dedican a la conservación y explotación de carreteras) cuando los conductores se topen con una obra: reducir la velocidad, mantener la distancia de seguridad, guardar la mayor distancia lateral posible, cambiar de carril (siempre que sea posible) y evitar el efecto mirón.

Sobre este asunto se habló bastante en Alemania hace un par de años, tras la difusión de un vídeo en el que un agente abroncaba a los conductores que reducían la marcha e incluso hacían fotos de un accidente. 

En las imágenes se ve al policía dirigiéndose con dureza a los automovilistas: “¿Quieres ver un muerto? ¿Hacerle fotos? ¡Vamos!”, llega a decir a uno de los curiosos. El conductor, arrepentido, se disculpa antes de que el agente lo lleve a la escena del siniestro. “¿No quieres verlo? ¿Entonces por qué haces fotos?”.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no