La Guardia Civil recuerda una multa de 200 euros que muy pocos conductores conocen

El uso del claxon viene regulado por el artículo 110 del Reglamento General de Circulación y el mal uso está sancionado.

claxon coche

Aunque no se conozca en demasía, la palabra claxon proviene de una marca registrada. La palabra original era Klaxon y fue registrada por una compañía de Nueva Jersey (Estados Unidos), la Lovell-McConnell Manufacturing. Dicha empresa compró la patente en 1910 al estadounidense Miller Reese Hutchison, quien inventó la bocina eléctrica. 

El nuevo instrumento se comercializó con el nombre de Klaxon. A su vez, la palabra la tomaron del nombre griego ‘klazein’ que significa chillar o rugir. La palabra klaxon se quedó como nombre coloquial para las bocinas de los coches en buena parte del mundo. 

Antes de que el claxon se institucionalizara en la industria de la automoción, se emplearon otros sistemas para advertir de la presencia de un peligro. En algunos casos, un copiloto portaba una bandera para alertar al resto de su presencia o incluso de una linterna cuando se circulaba de noche. Aunque la más recordada sería la bocina de pera.

¿Cuándo se debe usar el claxon?

El uso del claxon viene regulado por el artículo 110 del Reglamento General de Circulación. En el epígrafe de advertencias acústicas, dice que el empleo de la bocina del coche está permitido para alertar de un peligro a otros conductores o usuarios de la vía.

¿Cuándo no usar el claxon?

No está indicado, por ejemplo, para saludar a un conocido, avisar a otro vehículo de que el semáforo ha cambiado a color verde o quejarse de alguna maniobra incorrecta de algún conductor. 

Estos últimos supuestos, no por ser acciones comunes, dejan de constituir una infracción. Si un agente sorprende a un conductor realizando una utilización indebida del claxon, se enfrentará a una sanción económica sin pérdida de puntos en el carné de conducir. Estas son las multas:

  1. Utilizar señales acústicas sin motivo reglamentariamente admitido: 80 euros.
  2. No obedecer la señal de prohibido efectuar señales acústicas (R-310): 80 euros.
  3. Emplear señales acústicas de sonido estridente: 80 euros.
  4. Circular con un vehículo usando señales acústicas especiales si no se es un vehículo prioritario, especial o de transporte especial: 200 euros.
  5. Circular con un vehículo no prioritario con aparatos emisores de señales acústicas especiales: 200 euros.
  6. Igualmente, circular desprovisto de emisor de señales acústicas o claxon en la forma establecida reglamentariamente: 200 euros.
Claxon
La gran mayoría de los conductores emplea el claxon de manera anormal.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Nicole Olguín

Periodista especializada en marketing digital. Comenzó su carrera en televisión en Chile y de allí dio el salto a la prensa. En Diario As, de Prisa Media, se especializó en SEO, con la creación de contenido estratégico y optimización web, para llegar a Prisa Motor.

Más Información

conductor negligente playa Palamós
bandera color Guardia Civil

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no