¿Qué son las distancias de seguridad, reacción y frenado?

Uno de los factores más importantes durante la conducción es mantener la distancia seguridad sobre el vehículo precedente para evitar colisiones.

Distancia de seguridad
Un vehículo manteniendo la distancia de frenado.

La distancia de seguridad y la distancia de frenado están muy relacionadas. Aunque para mantener la distancia de seguridad se han de tener en cuenta, especialmente, la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado. Así mismo, también entra en juego la distancia de reacción. Estas son las diferencias entre cada uno de los conceptos.

Hay tres causas fundamentales que intervienen en la conducción: la distancia de seguridad, la distancia de reacción y la distancia de frenado. Al cumplir con los preceptos de cada una de ellas, se aumenta la seguridad exponencialmente y habrá menos posibilidades de sufrir accidentes.

Distancia de seguridad

El diccionario define la distancia de seguridad como: «El espacio libre que todo conductor debe dejar entre su vehículo y el que le precede que le permita detenerse en caso de frenado brusco, sin colisionar con él». Según la DGT recomiendan que la distancia tiene que ser de tres segundos entre los vehículos, ya que es el cálculo del tiempo que se tarda en realizar una frenada de emergencia.

Para saber la distancia óptima en cada momento aconsejan seguir la sencilla regla del cuadrado. Por ejemplo, a una velocidad de 90 km/h se elimina la última cifra, quedándose el 9, y se multiplica por sí misma: 9 x 9 = 81. La distancia de seguridad a 90 km/h, son 81 metros. En autopista a 120 km/h, que es la mayor velocidad permitida en las carreteras españolas, la distancia tiene que ser de 144 metros. En caso de lluvia o de firme en mal estado, la cifra que arroje se debe multiplicarla por dos: 9 x 9 = 81 x 2 = 162 metros a 90 km/h.

Distancia de reacción

Por su parte, la distancia de reacción es el espacio que se recorre desde que se percibe el incidente hasta que se pisa el pedal del freno. Según la DGT, desde que los ojos detectan el problema hasta que el cerebro manda la señal al pie para que pise el freno, se necesitan 0,75 segundos. En ese breve espacio de tiempo se avanza 10 metros a 50 km/h. Si la velocidad es de 120 km/h se recorrerán 25 metros.

El tiempo de reacción no es igual para cada persona, ya que influyen desde el estado de ánimo del conductor, hasta sus condiciones físicas. Además, otros elementos externos que pueden incrementar el tiempo de reacción son: la fatiga en dos segundos más, poner la radio o mirar el móvil en seis segundos más. Haber consumido alcohol y drogas incrementa de manera exponencial el tiempo de reacción.

Distancia de frenado: definición

La definición de la distancia de frenado según el diccionario es: “la distancia recorrida por un vehículo desde el instante de aplicación de los frenos hasta su detención total”. Esta distancia es física y mecánica en comparación a la distancia de reacción que es una cuestión biológica. Del mismo modo, intervienen otros valores añadidos, como la velocidad previa y el peso del vehículo.

De esto se desprende que a mayor velocidad y/o carga, mayor será el tiempo de frenado y la distancia recorrida hasta que el automóvil se haya detenido. Además, también influye el estado del vehículo, principalmente ruedas y amortiguadores, y el de la vía ya que estos elementos pueden incrementar por dos la distancia de frenado.

Cómo reducir riesgos

Tomando como base que la distancia de detención total del vehículo es la suma de la distancia de seguridad, más la distancia de reacción, más la distancia de frenado, hay que adelantarse a los imprevistos para evitar accidentes. Una buena medida es la de adecuar la velocidad a los límites específicos de cada vía, respetar los periodos de descanso en los viajes largos, no tomar alcohol y drogas, y sobre todo tener la puesta a punto del vehículo al día. Haciendo hincapié en los frenos, los neumáticos y la suspensión

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

Calefacción
Nuevo modelo Moskvitch 3

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no