Eléctricos

Plan Moves III: hasta 7.000 euros de ayuda para los coches eléctricos

Con 400 millones de euros de presupuesto, el programa subvencionará también la compra de híbridos enchufables con hasta 5.000 euros.

Plan Moves III

El plan Moves III pretende incentivar la compra de eléctricos también en núcleos más pequeños.

Hasta 7.000 euros de ayuda por comprar un coche eléctrico. Este aumento de dotación por vehículo (1.500 euros más que en la anterior edición) es la principal novedad del plan Moves III, anunciado por el Ministerio para la Transición Ecológica y que contará este año con un fondo de 400 millones de euros, ampliables además en caso de que haya una demanda suficiente. Las nuevas ayudas pueden solicitarse desde el 10 de abril para matriculaciones posteriores al día 9.

Los particulares podrán obtener la subvención máxima si además de adquirir un eléctrico achatarran un vehículo antiguo (de más de siete años), y en caso contrario la cuantía tendrá un tope de 4.500 euros. Las mismas condiciones se aplican a los modelos de hidrógeno. 

Para los híbridos enchufables, en alza en el mercado español, el plan asigna 5.000 euros de apoyo –siempre que se desguace otro modelo– a aquellos PHEV que homologuen entre 30 y 90 kilómetros de autonomía eléctrica. Sin achatarramiento, la cifra baja a 2.500 euros. Y en todos los casos, el ministerio establece un límite de precio de venta de los vehículos de 45.000 euros (sin IVA). 

“El nuevo plan Moves III impulsará la demanda del vehículo electrificado, contribuyendo a la descarbonización y al avance en la transición hacia la nueva movilidad”, se congratula el presidente de la asociación nacional de fabricantes Anfac, José Vicente de los Mozos. 

El presupuesto del programa, que nace con vocación de mantenerse al menos hasta 2023, multiplica por cuatro el de la edición pasada, cuyos fondos se agotaron con rapidez en varias comunidades. En marzo, de hecho, el ministerio añadió 20 millones de euros a la partida inicial del Moves II –todavía vigente– para cubrir las peticiones de Madrid, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Aragón y Navarra. Si el mercado responde, la dotación actual podrá estirarse hasta los 800 millones de euros.

“El aumento [económico] para el plan Moves III y su continuidad en el tiempo son, sin duda, buenas noticias. Estos planes son imprescindibles, porque los compromisos regulatorios exigen apoyos concretos como estos”, apunta De los Mozos.

El objetivo del Gobierno es contar con un parque de 250.000 vehículos eléctricos en 2023 (cinco millones en 2030) y alcanzar una red de recarga de 100.000 puntos. La cifra actual ronda los 8.500.

Como ha ocurrido hasta ahora, las comunidades autónomas se encargarán de gestionar las solicitudes y la entrega de las ayudas en función del presupuesto asignado, pero en este terreno también hay novedades: aquellas que agoten los fondos podrán ampliarlos y evitar así parones en la demanda. Además, como señala Anfac, el Plan Moves III “incluye un buen mecanismo [que] pretende garantizar que las comunidades gasten los fondos económicos asignados y, si no lo hacen, devuelvan los fondos”.

El programa de ayudas también subvenciona a particulares y autónomos la instalación de postes de recarga, en mayor porcentaje a quienes residan en poblaciones menores de 5.000 habitantes. El objetivo es extender la movilidad eléctrica fuera de los grandes núcleos de población.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no