Motos

¿Cuáles son las motos más robadas en España y cómo desaparecen?

Las estadísticas revelan que únicamente el 10% de las motocicletas se consiguen recuperar tras las sustracción.

Motos

Los escúteres se encuentran entre los modelos más codiciados para los robos.

Los robos de motocicletas han ido aumentando de forma exponencial en los últimos años. Según el Ministerio del Interior, en España se sustrae una moto cada ocho minutos, lo que arroja una cifra de más de 100 motos al día. Pero lo que de verdad alarma es saber que únicamente se recuperan el 10% de las unidades desaparecidas.

En realidad España no es de los peores países de Europa por número de robos. Ocupa el lugar decimoséptimo en clasificación. Las naciones que lideran la tabla en el continente son Italia, República Checa, Suecia, Francia y Grecia, llegando en algunos casos a casi 500 unidades diarias sustraídas. Dentro del territorio español, la ciudad dónde más motocicletas se roban es Barcelona, seguida de Málaga y Madrid.

Al mismo tiempo, en Cataluña suceden la gran mayoría de los robos y es la comunidad donde los amigos de lo ajeno suman el 87% del total, a gran distancia de la Comunidad de Madrid, con el 7%. El perfil de los atracos revela que la gran mayoría (85%) son improvisados y tan solo el 15% son planeados. Mientras que el retrato robot de los delincuentes arroja que son jóvenes actuando en grupo y tienen entre 20 y 27 años.

Las modelos más robados

La empresa Trackting, especializada en sistemas de localización de vehículos, ha emitido un diagnóstico sobre los robos de motocicletas en España. Las más sustraídas son las que también encabezan las cifras de ventas. Esto se debe a que tienen como fin el despiece del vehículo para revender en el mercado negro los distintos componentes.

Estacionalmente es en los meses entre abril y julio cuando más sustracciones de motocicletas se realizan, al coincidir con el mayor uso que se hacen de ellas en la temporada más benigna climáticamente. La marca más robada es Yamaha que acumula el 32% de las motos y que coloca cinco modelos entre los diez primeros del catálogo. Esta es la lista con los modelos más robados de motos:

  1. Honda SH 125: La primera posición la ostenta la conocida como ‘Scoopy’. Es uno de los escúteres más veteranos en el mercado español y que continúa en la relación de los ejemplares más vendidos. Esto supone uno de sus grandes atractivos para los amigos de lo ajeno, ya que existe un gran mercado paralelo ilegal de piezas. Una de cada cuatro motos robadas es una Honda SH 125. La firma del ala dorada acumula el 28% de las sustracciones.
  2. Yamaha TMax: El maxiescúter de la firma de los diapasones en sus diferentes cilindradas, es también uno de los modelos más vendidos en los últimos años. Otro gran reclamo para los delincuentes.
  3. Kawasaki Z: La ‘naked’ superventas entre las cilindradas de entre 650 y 1000 centímetros cúbicos, es uno de los modelos más deseados por los ladrones. La marca de Akashi ocupa la tercera posición en cuanto a motos sustraídas, con el 17% del total.
  4. Yamaha X-Max: Otro escúter que cuenta con modelos de 125 y 250 centímetros cúbicos.
  5. KTM 125 Duke: Una de las motos de marchas más vendidas del segmento de acceso de 125 cc.
  6. BMW GS: La reina de las trail cuenta con modelos de diferentes cilindradas. Una buena pieza para los ladrones.
  7. Yamaha YZF-R1: La superdeportiva de la firma de los diapasones. Un modelo con mucho recorrido en el mercado español.
  8. Yamaha Cygnus: Otro escúter entre los más robados. Es un modelo que se dejó de producir en 2007.
  9. Yamaha Neos: Un escúter de 50 centímetros cúbicos que ha montado motores de dos y cuatro tiempos.
  10. SYM Symphony: La marca taiwanesa entra en la lista de los más robados gracias a su modelo superventas.
La Honda SH 125 ‘Scoopy’ es la moto más robada en España

Consejos para evitar el robo de motocicletas

Está demostrado que los auténticos profesionales de la sustracción son capaces de robar una moto en unos pocos minutos, por eso el objetivo es ponérselo lo más difícil posible. En primer lugar se recomienda no dejarse las llaves puestas ya que muchos robos se ejecutan al descuido. También es necesario contar con un antirrobo (disco, cadena, en forma de U) de buena calidad. Si dispone de alarma, mucho mejor, además se pueden combinar dos antirrobos, uno en cada eje.

Los candados de disco, gracias a su tamaño, son muy fáciles de transportar en la moto

Las nuevas tecnologías pueden ser un gran aliado. Los antirrobos con GPS incorporado se instalan discretamente en el vehículo y mandarán su ubicación en tiempo real, tanto al usuario como a la empresa de seguridad que intentará recuperar inmediatamente la moto.

Para terminar, es muy útil aparcar la moto en la calle en zonas muy iluminadas y avenidas grandes, por donde continuamente haya tráfico y peatones. Así mismo, ya que en muchos robos se utilizan furgonetas y camiones, la mejor opción es no aparcar la moto cerca de la calzada. Cuanto más alejada esté, más difícil será para los ladrones acercar la furgoneta. Aunque lo más recomendable, claro está, es que siempre que sea posible se estacione en un garaje.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no