Motos

Oferta doble

BMW lanza las versiones mejoradas de sus modelos 'naked' o sin carenado: R 1200 R, la más grande, potente y sofisticada, y F 800 R, que es más ligera, dinámica y económica

Oferta doble

Vitaminas mecánicas

El nuevo motor y bastidor mejoran la respuesta y el comportamiento de la R 1200 R, y definen una moto más completa y atractiva

Su estética ha cambiado, el motor ha cambiado y su bastidor y suspensiones también han cambiado. La BMW R 1200 R 2015 ha sufrido una profunda renovación, ha cambiado tanto que se puede hablar de un modelo nuevo, aunque mantiene la misma filosofía de antes: es una moto turística, pero con un toque lúdico y picante, como corresponde a una propuesta naked o sin carenado.

Una de las mayores novedades técnicas es que se ha sustituido el sistema de suspensión delantero tradicional de BMW, el Telelever, por una más convencional horquilla telescópica invertida. Y este cambio permite -y en cierto modo obliga- a renovar todo el bastidor, formado por un entramado de tubos de acero que unen la pipa de dirección con el eje del basculante y utiliza el motor para dar rigidez. También permite utilizar un solo radiador frontal para la refrigeración, en lugar de dos pequeños en los laterales, con la simplicidad que ello supone y el ahorro de diferentes elementos como manguitos, tubos, soportes y conexiones.








BMW R 1200 R 2015.




Del nuevo motor bóxer tenemos que recalcar la suavidad y finura de funcionamiento que nada tiene que ver con el antiguo, aparte de que es más potente (125 CV a 7.750 rpm) y otorga un mayor rango de utilización. La caja de cambios y el embrague multidisco van integrados dentro del cárter y giran en sentido contrario al del cigüeñal para minimizar vibraciones y proporcionar una respuesta más dulce a bajo y medio régimen. La transmisión secundaria es por árbol con cardan y detrás se mantiene la suspensión Paralever.

La electrónica permite seleccionar dos modos de conducción diferentes, Road y Rain (carretera y lluvia), y se puede pedir opcionalmente el paquete Pro que incluye otros dos más: Dynamic, o más deportivo, y User, que posibilita ajustar al gusto el motor, los controles de tracción y estabilidad y la suspensión electrónica. También se ofrece el sistema de cambio Quick Shift, para subir marchas sin tener que accionar el embrague ni cortar gas.








Panel de mandos R 1200 R.




La ruta comenzó por ciudad, donde se pudo apreciar las buenas cualidades en cuanto a manejabilidad de la R 1200 R 2015, con un asiento bien situado y un peso nada exagerado. Después, por carretera, circulando por vías reviradas, el modelo terminó de revelarse como una moto convincente. Transmite calidad, como suele ser habitual en las BMW, y su dinámica ha dado un paso adelante. La nueva horquilla delantera le confiere un tacto amigable de moto “normal” y hace que frene mejor que antes. La guinda se puede poner con algunos equipamientos avanzados como la llave Keyless Ride o manos libres, que permite arrancar la moto sin tener que sacarla del bolsillo. Cuesta 13.600 euros.

Acento en la diversión

El afinamiento técnico y la postura de conducción, ahora más ergonómica, aumentan el disfrute a los mandos de la F 800 R

A diferencia de su pariente, la F 800 R es una propuesta de enfoque más deportivo, aunque mantiene un confort reseñable y resulta compatible incluso con el uso diario. Apareció en 2009, fue remozada en 2012 y llega ahora a su tercera evolución. Estéticamente se ha renovado con un diseño más fresco de las fibras laterales, los protectores del radiador, el guardabarros delantero y el frontal, presidido por un faro grande de forma trapezoidal.








BMW F 800 R 2015.




El motor bicilíndrico paralelo de 798cc es el mismo pero revisado y ha recibido una pequeña inyección de tres caballos de potencia, pasando de 87 a 90 CV a las mismas 8.000 revoluciones. Las relaciones del cambio de marchas han variado en la primera y segunda velocidad y se puede pedir limitada para conducirla con el carné A2.

La parte ciclo muta con una nueva horquilla invertida, más moderna y eficaz, y con pinzas de freno de anclaje radial, también más capaces. Equipa llantas más ligeras, nuevos estribos para el conductor y un asiento más bajo. Como opción se ofrece el sistema de control automático de la estabilidad ASC y la suspensión electrónica ESA.

La posición de conducción es mejor que antes y, entre otras cosas, se llega mejor al suelo. El manillar es alto y plano, los brazos caen bien, la espalda queda erguida ligeramente inclinada hacia delante y el asiento es cómodo a pesar de ser bastante estrecho en su unión con el falso depósito. Las estriberas están un poco altas y retrasadas para una moto de turismo, pero logran acentuar su faceta deportiva.








Instrumentación F 800 R.




El tacto de los mandos es agradable, todo funciona bien y transmite refinamiento. En entornos urbanos, su radio de giro es bueno; las dimensiones resultan manejables y su relativa ligereza ayuda a moverla con soltura. El motor responde bien desde abajo, sin protestar a pocas vueltas, y en cuanto pasa de 4.500 sube con energía hasta el límite, pasadas las 8.000. En marcha aporta un rodar aplomado y a ritmos normales parece ir sobre raíles. A mayor velocidad tampoco se aprecian oscilaciones reseñables ni es especialmente sensible a las juntas del asfalto. Ha mejorado con la nueva horquilla invertida.

Pero es en terrenos revirados donde la F 800 R gana más puntos. No es necesario exprimir su propulsor para sacar lo mejor, basta mantenerse en la “zona buena”, de 4.000 a 7.000 rpm, y siempre habrá potencia. Este detalle permite ahorrarse además varios cambios de marcha. En las curvas se muestra noble, y da confianza en los cambios de dirección y al abrir gas con la moto inclinada. Los frenos se notan más potentes y el ABS está muy bien regulado: solo entra en acción cuando se necesita. Al final, es apta para los pilotos noveles por su nobleza, pero tiene también el carácter suficiente para contentar a los más experimentados. Precio: 9.100 euros.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no