Motos

Peugeot e-Ludix, un ciclomotor eléctrico y asequible para la ciudad

Con un precio de 3.500 euros, este mini escúter a pilas está limitado a 45 km/h, resulta fácil de conducir y no requiere apenas mantenimiento.

Peugeot e Ludix

El e-Ludix facilita la movilidad urbana a un coste asumible.

Una nueva alternativa para la movilidad urbana de la generación Z, los jóvenes nacidos en el siglo XXI. El Peugeot e-Ludix es un escúter a pilas que puede conducirse desde los 15 años, con licencia de ciclomotor, y otorga mayor libertad de movimientos y seguridad de circulación que los patinetes eléctricos.

Y se vende por 3.500 euros, una tarifa razonable e inferior a la de muchas bicicletas con asistencia eléctrica.

Como cualquier vehículo a pilas, el Peugeot e-Ludix no produce emisiones y cuenta con un diseño vistoso y una buena variedad de colores para elegir. Además, tiene dos plazas y recoge detalles modernos como el cuadro digital y una batería que se puede cargar en la moto y también en casa, porque es extraíble.

La suma de su ecología, facilidad de conducción, precio ajustado y prestaciones limitadas (45 km/h de velocidad máxima), postulan el escúter de Peugeot como un producto ideal para la movilidad urbana de los más jóvenes, aunque también puede ser un buen vehículo de apoyo en segundas residencias. Y su mantenimiento, que no contempla apenas revisiones, aporta otro extra a considerar, porque reduce también los gastos.

Mecánica de Bosch

El Peugeot e-Ludix está fabricado en Europa y toda su mecánica procede de Bosch, desde el motor a la batería y el sistema electrónico de control. Rinde 4 CV (2,5 kW) y ofrece prestaciones limitadas, aunque sale con brío de los semáforos y casi nunca se tiene problemas para circular al ritmo del resto del tráfico.

Como cualquier ciclomotor, no puede rodar por carretera ni autovías urbanas. A los mandos destaca por su suavidad de funcionamiento, sin apenas sonoridad ni vibraciones, y también por la agilidad y ligereza que transmite, porque el Peugeot e-Ludix pesa menos de 90 kilos. Y su pequeño tamaño ayuda a desenvolverse con gran soltura entre el tráfico más denso.

El asiento resulta amplio y cómodo, e incluye reposapiés abatibles y asas para el pasajero, aparte de un gancho para colgar bolsas dentro del carenado y la opción de baúl trasero por si se necesita más espacio.

Recarga en tres horas al 80%

El Peugeot e-Ludix ofrece una autonomía de hasta 50 kilómetros, aunque puede variar bastante según se circule solo o con pasajero y del modo de conducción seleccionado. Hay cuatro disponibles: Boost, que permite salir con rapidez de los semáforos; Go, que reduce un poco el nervio para ampliar la duración; Cruise, que busca el mejor compromiso entre rendimiento y radio de acción, y Crawl, enfocado a lograr el mayor rango de uso. La batería, extraíble, pesa 11 kilos y se puede recargar en cualquier enchufe convencional (230 voltios) en cinco horas, aunque en tres ya recupera el 80% de energía.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no