Pruebas

Audi S8: un coche a la altura del mismísimo Cristiano Ronaldo

El astro del Real Madrid ha elegido este modelo dentro del acuerdo que su club de fútbol mantiene con la marca alemana de automóviles.

Audi S8: un coche a la altura del mismísimo Cristiano Ronaldo

Al margen de sus coches particulares, los jugadores el Real Madrid conducen modelos Audi en virtud del acuerdo de patrocinio de la marca alemana con el club blanco. Y Cristiano Ronaldo (al igual que Sergio Ramos) ha elegido un modelo acorde a su categoría de astro futbolístico: el S8.






Se trata de la versión más deportiva y prestacional de la gama A8, la superior dentro de las berlinas de Audi. El portugués necesitaba uno opción que no desentonara entre su espectacular flota automovilística y lo cierto es que el S8 no debería defraudarle. Quizá su diseño sea demasiado discreto para lo que merece el tremendo potencial, aunque no por ello deja de tener un aspecto imponente, muy elegante y con esas prestancia que sólo puede ofrecer una carrocería (de aluminio) que supera los cinco metros de longitud.

La exclusividad sigue siendo manifiesta en su interior, con una calidad, acabados y equipamiento acordes a las exigencias de quienes pagarán, como poco dependiendo de los opciones, 130.000 euros. Imposible resumir la dotación de confort, tecnología y seguridad del S8, difícil echar algo de menos que nos pueda hacer la vida a bordo más cómodo o práctica y todo ello realizado con un esmero exquisito.

No acaba ahí el despliegue de la casa de los cuatro aros con esta propuesta que se presenta prácticamente como un escaparate de lo mejor de su tecnología. Así bajo el capó aparece un motor V8 de gasolina, con doble turbo y nada menos que 520 CV de potencia, que trabaja en sintonía con un intachable cambio automático de ocho relaciones y la tracción total permanente Quattro.

En marcha sigue el espectáculo. El S8 acelera como un deportivo, corre que se las pela y frena como un coche de competición. En carretera revirada se dejan sentir sus dimensiones y peso pero como vehículo de viaje es inmejorable. Evidentemente que gasta mucho (aunque menos de lo que podría parecer) pero, ¿a quién le importa eso cuando hablamos del paraíso sobre ruedas? Lástima que sea un privilegio para sólo unos pocos.

 



Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no