Pruebas

Cuatro berlinas con aire cupé: poderío y calidad con ventaja para el VW Arteon

Volkswagen Arteon, Kia Stinger, Audi A5 Sportback y BMW Serie 4 Gran Coupé, todas con cuatro puertas y cambio automático.

volkswagen arteon

De izquierda a derecha, Kia Stinger, Audi A5, Volkswagen Arteon y BMW Serie 4.

Tienen las cuatro puertas y el maletero separado de las berlinas de siempre, pero ahora se visten con trajes menos clásicos inspirados en la línea de los cupés. Y son la última propuesta de las marcas para intentar asegurar su supervivencia ante el éxito de los nuevos todoterrenos o SUV, que están canibalizando sus ventas.

En esta prueba se enfrentan los Volkswagen Arteon y Kia Stinger, ambos con mecánica de gasolina, y los Audi A5 Sportback y BMW Serie 4 Gran Coupé, con motores turbodiésel. Los dos primeros son más potentes y ofrecen prestaciones superiores, pero con consumos más elevados.

Los otros no se muestran tan rápidos, pero mueven el peso con poderío y sobre todo han gastado mucho menos, prácticamente la mitad en el mismo recorrido cuando se pasan los litros a euros. Al final se impone por la mínima el Volkswagen, que ofrece el mejor equilibrio de conjunto.

volkswagen arteon

EN POCAS PALABRAS
El Arteon es una reinterpretación moderna del Passat con un envoltorio más estilizado y deportivo que se aprecia desde el frontal a la silueta y la zaga. Y gana la prueba porque tiene el interior más amplio, incluida la tercera plaza trasera más utilizable, el maletero mayor y una calidad de conjunto sobresaliente. Cuesta más caro, pero ofrece unas prestaciones algo superiores al Kia e incluye un completo equipo de serie. Y de momento se vende solo con un motor 2.0 TSi de gasolina y 280 CV (desde 51.170 euros), y tres 2.0 TDi de 150 a 240 CV (de 41.790 a 51.180).

El Kia Stinger se queda a solo un punto del VW, lo que supone un empate técnico. Sus principales virtudes son un diseño impecable que seduce a primera vista, un equipo de serie muy completo, sobre todo en elementos de confort y seguridad, los siete años de garantía y un precio mucho más asequible que el Arteon. Y se vende con dos motores de gasolina de 255 y 370 CV (desde 38.423 a 53.655) y un 2.2 turbodiésel de 200 CV (37.442), todos disponibles con tracción 4×4.

El Audi A5 Sportback domina entre los turbodiésel gracias a su calidad de conjunto. Presenta limitaciones de habitabilidad, con una altura justa en las plazas traseras, pero tiene un buen maletero. Y aporta un diseño atractivo y cuidado, tanto por fuera como por dentro, buenos acabados y, sobre todo, consumos muy ajustados. Pero al final cuesta solo un poco menos que el Volkswagen y viene mucho menos equipado. Por lo demás, se vende con cuatro motores de gasolina de 150 a 354 CV (desde 40.550 a 79.340 euros) y otros cuatro TDi turbodiésel de 150 a 286 CV (desde 41.620 a 57.210).

El BMW Gran Coupé 420d destaca por su calidad mecánica y ha sido el que menos ha gastado en la prueba. Tiene una línea atractiva y sugerente, pero es el menos habitable por dentro, con una altura muy justa y poco espacio para las piernas atrás. Y le penaliza también el precio, porque cuesta 2.100 euros más que el Audi e incluye un equipo de serie muy similar que no justifica la diferencia. Se vende con tres motores de gasolina de 184 a 326 CV (desde 42.150 a 59.700 euros) y cuatro turbodiésel de 150 a 313 CV (42.750 a 67.400).


ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN

Cuatro berlinas de línea cupé con mecánicas diferentes. El Volkswagen y el Kia llevan motores 2.0  turbo de gasolina, con 280 y 255 CV, que van acoplados a cambios automáticos de doble embrague y convertidor de par con siete y ocho marchas, respectivamente. Pero mientras el primero incluye tracción 4×4, la unidad de pruebas del Stinger era de propulsión trasera, aunque está disponible en 4×4, pero como opción. El Audi y el BMW equipan motores 2.0 turbodiésel de 190 CV con cambios automáticos de siete y ocho marchas y tracción 4×4. ⇒ Más información 

CONSUMOS Y EMISIONES

Los diésel han gastado muy poco en la prueba: apenas seis litros en conducción suave y ocho en ciudad y apurando las marchas, con unas décimas de ventaja para el BMW. Los de gasolina doblan el gasto en euros: ocho litros en conducción suave y de 11 a 12 a ritmos alegres y en uso urbano el Volkswagen, y un litro más el Kia. Las emisiones de CO2 son muy ajustadas en los diésel, 117 g/km el Audi y 134 el BMW, y más elevadas en el VW y el Kia, con 164 y 181 g/km.

VIDA A BORDO

Las berlinas de línea cupé estilizan la silueta, pero reducen el espacio atrás, sobre todo en altura. Y así lo reflejan estos coches. Delante son correctos, pero atrás hay más diferencias. El mejor es el Volkswagen, más ancho, con más espacio para las piernas y con una altura suficiente para no tocar arriba. Le sigue el Kia, con un buen asiento posterior y un techo bien resueltos que evita rozar con la cabeza. En cambio el Audi, tiene un respaldo trasero muy recto que penaliza el confort y se queda justo en altura si se mide más de 1,80 metros. Y el peor atrás es el BMW, que tiene menos espacio en la zona de las rodillas y una altura muy limitada. ⇒ Más información 

AL DETALLE

Volkswagen Arteon. Más amplio y funcional.
Kia Stinger. Imbatible en imagen y bien resuelto por dentro.
Audi A5 Sportback. Elegancia, discreción y sentido práctico.
BMW Serie 4 Gran Coupé. Imagen cupé, pero más justo por dentro. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

Estas cuatro berlinas destacan por sus diseños vanguardistas y su línea cupé, con un morro largo y un techo en arco que cae con suavidad para fundirse con una zaga corta y musculosa. Pero destaca el Kia, uno de los coches más bellos de los últimos años. Reinterpreta la deportividad con un aire elegante y exquisito, tanto por la fuerza del frontal como por su silueta de trazos suaves y la zaga mimada al detalle. El Volkswagen es atractivo y moderno, y tiene un frontal bajo y deportivo y una  línea sólida y estilizada, pero está un paso por detrás. ⇒ Más información 

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

El Kia es el más asequible con diferencia, 42.650 euros, frente a 51.170 del VW, que tiene 35 CV más. El Audi se queda en medio, con 49.030 euros, y el BMW sube también a 51.150, como el Arteon. El equipo de serie es solo correcto en los dos turbodiésel y bastante más completo en los de gasolina. ⇒ Más información 

CONCLUSIÓN

Empate técnico y victoria mínima del VW Arteon, que combina imagen y sentido práctico, con el interior más amplio y el mejor maletero. Y aunque sale más caro, tiene las mejores prestaciones y un completo equipo de serie, sobre todo en seguridad. Le sigue el Kia Stinger a solo un punto y con un diseño espectacular que entusiasma. No es tan habitable y tiene algunos plásticos mejorables, pero sale más barato e incluye un equipamiento sobresaliente. En los turbodiésel domina el Audi A5 Sportback, que aporta una imagen elegante, una conducción lograda, calidad de conjunto y consumos muy ajustados. A cambio, el equipo de serie es justo. Como en su rival, el BMW Serie 4 Gran Coupé, que ofrece una línea con estilo, calidad mecánica y el mejor consumo, pero es más caro y menos amplio por dentro.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no