Supercoches

El Bugatti Bolide, la máquina más extrema, se hará realidad

El hiperdeportivo de uso exclusivo en circuito desarrollará 1.600 CV y tendrá un precio de cuatro millones de euros antes de impuestos.

Bugatti Bolide precio

El Bugatti Bolide de producción pierde potencia y gana peso. / bugatti

Presentado como prototipo a finales de 2020, el radical Bugatti Bolide se convertirá en un modelo de producción en 2024. La firma francesa ha anunciado una serie limitada de solo 40 unidades, cada una con un precio de cuatro millones de euros antes de impuestos.

El vehículo definitivo es idéntico al ya visto como ‘one-off’, haciendo gala de una aerodinámica extrema para poder ofrecer un rendimiento de primer nivel en circuito, único lugar en el que podrá circular ya que este Bugatti no está homologado para carretera.

La base del hiperdeportivo es la del Bugatti Chiron, pero con una cantidad de modificaciones y de tal importancia que el modelo de origen es casi irreconocible. Su silueta es más ancha, larga y baja que la del Chiron, aunque no se han concretado sus dimensiones, y sus rasgos resultan más exagerados.

El frontal es más bajo, el paragolpes cuenta con grandes tomas de aire, los conductos para dirigir el flujo están presentes también en el capó y los pasos de rueda, en el techo tiene una entrada adicional, las llantas van carenadas, cuenta con una aleta dorsal que une la cabina con el voluminoso alerón trasero y en la zaga es difícil discernir quien tiene mayor protagonismo, si éste, los pilotos en forma de ‘X’, las cuatro salidas de escape o el enorme difusor.

Aunque hay ligeros cambios respecto al prototipo, se ha conservado la mayor parte del diseño original. Ahora bien, para cumplir con las normativas de la FIA, ha sido necesario incorporar elementos asientos con arneses de seis puntos, sistema de extinción de incendios automático, HANS para el piloto… que han hecho que el peso del bólido aumente: marca 1.450 kilos, 210 más que lo anunciado por el original.

Bugatti Bolide

A la subida de peso se suma una reducción de potencia. El motor sigue siendo el mismo, un bloque 8.0 W16, pero en lugar de funcionar con el combustible de competición de 110 octanos del concept, con el que desarrollaba 1.850 CV, va a emplear gasolina de 98 octanos, con la que “solo” desarrolla 1.600 CV y 1.600 Nm de par máximo. Así, su relación peso/potencia definitiva es de 0,9 kg/CV.

Con estas nuevas cifras, sus prestaciones serán algo inferiores a las anunciadas el año pasado, cuando el Bolide anticipó una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,17 segundos, de 0 a 200 km/h en 4,36 segundos, de 0 a 300 km/h en 7,37, de 0 a 400 km/h en 12,08 y de solo 20,16 segundos para llegar a los 5oo km/h. Pero no andará lejos.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no