• 1 / 10

    Bugatti Chiron Super Sport 300+ // 490,48 km/h

    Consiguió esta velocidad en 2019 y rozó los 500 km/h, una marca que todos tienen en su punto de mira. Su motor W16 ofrece nada menos que 1.600 CV.

  • 2 / 10

    SSC Tuatara // 460,43 km/h

    Este hiperdeportivo americano cuenta con un motor de 1.250 CV. Supuestamente, en algunos ensayos ya ha superado los 500 km/h, pero el récord no se ha registrado oficialmente.

  • 3 / 10

    Koenisegg Agera RS // 447,2 km/h

    La marca sueca es otra de las obsesionadas con tener el coche más rápido del mundo. Este Agera tiene un motor V8 biturbo de cinco litros y 1.160 CV.

  • 4 / 10

    Hennesey Venom GT // 435 km/h

    El preparador americano alargó esta especie de Lotus Exige y dotó al modelo con un motor V8 turbo de 6.2 litros que ofrece una potencia de 1.244 CV.

  • 5 / 10

    Bugatti Veyron Super Sport // 430,98 km/h

    Bugatti vivió una época dorada en la que quería ser la marca más rápida a toda costa. En 2010 lo consiguió con los 1.200 CV de este Veyron Super Sport.

  • 6 / 10

    Bugatti Chiron // 420 km/h

    Aunque es un modelo posterior al Veyron, resultó algo más lento, a pesar de que su motor W16 se potenció hasta los 1.500 CV. Solo consiguió una velocidad punta de 420 km/h.

  • 7 / 10

    Rimac Nevera // 412 km/h

    El eléctrico más rápido del mundo cuenta con una velocidad punta homologada de 412 km/h gracias a sus 1.914 CV. Pero hay otros eléctricos que, en breve, le quitarán este puesto.

  • 8 / 10

    SSC Ultimate Aero TT // 411 km/h

    Las siglas se corresponden a Shelby Super Cars. En 2007, prepararon este coche para batir al Veyron gracias a su motor V8 biturbo de 1.199 CV. Tres años después, el Veyron Super Sport le arrebató de nuevo el récord.

  • 9 / 10

    Koenigsegg Regera // 410 km/h

    Se presentó en 2015 como una edición limitada a 80 unidades. Su mecánica era una V8 biturbo de cinco litros y 1.500 CV. Su aceleración es de las más rápidas del mundo: de 0 a 400 km/h en menos de 20 segundos.

  • 10 / 10

    Bugatti Veyron // 407 km/h

    Fue el modelo que inició la fiebre por pasar de los 400 km/h e intentar alcanzar 500 km/h. El Grupo Volkswagen (dueños de Bugatti entonces, hoy propiedad en su mayoría de accionariado de Rimac) lo dotó de un motor con más de 1.000 CV y consiguió la cifra en 2005.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no