Tecnología

Amazon llega a los coches: cómo funciona el Fire TV

El gigante estadounidense va a ofrecer su sistema integrado en los automóviles, lo que permitirá ver las películas y series de Prime Video.

Fire TV amazon

Este mismo año estará disponible en modelos de Jeep y Chrysler.

El automóvil es, cada vez más, un centro multimedia, tendencia que se irá acrecentando y culminará cuando llegue la conducción completamente autónoma. Hasta entonces las grandes corporaciones tecnológicas van dando pasos para ofrecer a los usuarios cada vez más y más opciones, y el último de los anuncios es Fire TV para el coche.

El dispositivo de Amazon es un USB que permite visualizar contenido multimedia allá donde conecte y, hasta la fecha, ha sido un éxito de ventas para el gigante estadounidense, que ha comercializado más de 150 millones de unidades. Ahora, quiere ir un paso más y ofrecer el sistema integrado dentro del vehículo.

Lo ha presentado en el marco del CES Las Vegas 2022, junto con BMW y su Theater Screen, una enorme pantalla de 31 pulgadas, con relación 32:9 y resolución 8K, pero su andadura comercial será con otro grupo automotriz de renombre: Stellantis.

De la amplia variedad de marcas que lo conforman (Fiat, Jeep, Citroën, Opel, Chrysler o Peugeot, entre otros), los primeros modelos que lo incorporarán este mismo año serán los Jeep Grand Wagoneer, Jeep Grand Cherokee y Chrysler Pacifica; a los que después se sumarán coches de otros fabricantes, como el Ford Explorer o el Lincoln Navigator

No está previsto que se ofrezca de serie, sino como un extra opcional que, en el caso de que el vehículo disponga de ellas, permitirá reproducir el contenido en las pantallas de las plazas traseras, sumando así una opción extra de entretenimiento para los más pequeños.

Será capaz de reproducir vídeos, series y películas en streaming, pero, dado que en ciertos lugares la conexión a internet puede ser peor, también se podrá descargar previamente el contenido deseado para verlo off-line.

Una propuesta con cierta polémica

Aunque constituye la evolución natural de los sistemas de infoentretenimiento en el coche, todavía tiene que lidiar con la legislación, puesto que visionar contenido de vídeo es algo que se considera como una potencial distracción para el conductor. Es por eso que en muchos lugares únicamente se permite esta funcionalidad cuando el vehículo está parado.

El anuncio llega, además, menos de un mes después de que la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) abriera una investigación a Tesla por permitir que Passenger Play, un centro de ocio para que el copiloto, pudiera operar con el vehículo en marcha.

Apenas unos días más tarde el fabricante estadounidense anunció una nueva actualización que bloquearía esta funcionalidad para evitar distracciones.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no