Tecnología

Llegan a Europa los Audi que se comunican con los semáforos

La tecnología V2I se estrenará en la ciudad alemana de Ingolstdat, y a partir de 2020 se sumarán al proyecto otras urbes del continente.

Traffic Light Information

La comunicación vehículo-infraestructura ayudará a que la conducción en ciudad sea más fluida.

El futuro de la conducción pasa por la autonomía plena de los vehículos, pero, hasta que eso llegue, hay una serie de pasos intermedios que se pueden dar para que cada vez sea más fluida. Uno de los pilares fundamentales va a ser la comunicación tanto de vehículo a vehículo como de vehículo a infraestructura (V2V y V2I, según sus siglas en inglés). Audi fue pionera en esta última, puesto que sus coches ya reciben información de los semáforos en Estados Unidos desde 2016. Ahora la marca alemana trae el servicio a Europa.

Denominado ‘Traffic Light Information’, permite que los automóviles estén conectados a la red de semáforos, lo que hace que, calculando la ruta que sigue el coche en el GPS, el sistema sea capaz de indicar al conductor la velocidad a la que tiene que ir para encontrarse el siguiente semáforo en verde.

Esto ayuda a que la conducción sea más fluida y, previsiblemente, se eviten atascos. Además, si por el motivo que sea la velocidad necesaria para alcanzar en verde el siguiente semáforo fuera mayor que la legal, se muestra una cuenta atrás con lo que queda para la siguiente fase verde. A esto se suma la tecnología ‘Time-to-Green’, que muestra en el cuadro de instrumentos el tiempo que falta hasta que se ponga en verde un disco rojo.

Audi comenzará el desembarco europeo de este sistema en julio, cuando se instalará en la ciudad alemana de Ingolstdat. En 2020 se sumarán otras urbes del viejo continente. Andre Hainzlmaier, responsable de desarrollo de Apps, Servicios Conectados y Smart City en Audi, explica el retraso en la implantación de esta tecnología. “Los retos para la introducción del servicio son mucho mayores en Europa que en EE UU, donde los sistemas de semáforos urbanos fueron planificados para áreas más extensas y con mayor uniformidad. En Europa, por el contrario, la infraestructura de tráfico se ha desarrollado de modo más local y descentralizado, y con una mayor variedad de tecnología de control. El ritmo con el que otras ciudades se conecten a esta tecnología dependerá, sobre todo, de si se establecen estándares de datos e interfaces, y de que las ciudades digitalicen sus semáforos”.

Entre las ventajas del sistema, Hainzlmaier señala que “con la función Traffic Light Information, los conductores tienen mayor control. Circulan más eficientemente y con más relajación pues saben, 250 metros antes de un semáforo, si llegarán a él en abierto o cerrado”. Además, apunta el hecho de que “en el futuro, los datos anónimos procedentes de nuestros coches pueden ayudar a que los semáforos de las ciudades adopten fases más eficientes y optimicen el flujo del tráfico”.

Traffic Light Information

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no